Llega la hora de los granos destilados

Un experto de EE.UU. describió cómo se pueden usar para mejorar la eficiencia en la alimentación del rodeo. Buena chance para el centro del país.

Por
Llega la hora de los granos destilados
25deNoviembrede2013a las07:17

Rick Rasby es un especialista en producción de carne que trabaja desde la Universidad de Nebraska ayudando a productores a pensar cómo ser más sustentables a largo plazo en relación a los recursos con los que cuentan. Estuvo en Río Cuarto dejando algunos secretos de su trabajo para que ganaderos argentinos tomen nota de las innovaciones en materia de nutrición a bajo costo.

En Nebraska, en la zona de las grandes llanuras centrales de EE.UU., el 80% de la superficie de maíz se riega. Y la producción de etanol deja millones de toneladas por año de grano de destilería o burlanda. Al comienzo, la mayoría del producto iba a feedlots, pero luego empezó a llegar a campos de cría como ingrediente proteico y energético. “Hablar de granos de destilería es hablar de un subproducto que cambió la forma de dar de comer en Nebraska”, afirmó Rasby en la charla organizada por la firma Teknal. Es una buena fuente de fibra, con altos niveles de digestibilidad y contenido energético mayor que el maíz. “El nivel de energía es grande, pero el exceso de grasa puede deprimir la digestibilidad de la fibra y eso es un problema”, advirtió.

El tema es interesante en la zona central argentina, ya que en torno a Río Cuarto se está construyendo un fuerte polo de producción de etanol.

Uno de los puntos clave de la burlanda es el almacenamiento. El desafío es transferir el momento en que el alimento es barato para utilizarlo cuando escasea. Una de las posibilidades es el embolsado, con 35 por ciento de materia seca. Mezclado en el mixer con rastrojo de maíz molido y en las condiciones anaeróbicas correctas, se logra un almacenaje eficiente.

En silo bunker funciona con el mismo concepto: humedad suficiente para compactar, con 35-40 por ciento de materia seca. Es importante lograr la consistencia correcta. Se aconseja 60 por ciento de grano de destilería y 40 por ciento de paja.

La existencia, todavía, de un retraso tecnológico en muchos actores de la ganadería de carne, que que no logran mejoras notables en la tasa de conversión, fue uno de los aspectos marcados por Atilio Ciuffolini, experto de la firma organizadora, durante el encuentro. “De 1970 a 2012 la producción global se intensificó y la ganadería usa menos tierra. Pero especies más eficientes como aves y cerdos crecen a mayor ritmo que los bovinos”, advirtió. Por eso, indicó, el que logre hacer un uso más eficiente de comida, tendrá muchas posibilidades de crecer.

Por su parte, el economista Javier González Fraga describió el marco que se viene para la actividad en el futuro. “Hay que aguantar unos meses más”, graficó. Luego, ve buenas perspectivas para 2014-2015, con mejores precios externos, indicó. “Hay que lograr seguir arriba del caballo; evitar que te agarre un año complicado y no te puedas volvés a subir”, ejemplificó.

Temas en esta nota