Avanza la siembra de soja

En la zona sur de Córdoba en campo propio, las proyecciones muestran números complicados para maíz y girasol, con quebrantos en los rindes bajos.

Por |
13deDiciembrede2013a las07:57

El cuadro adjunto muestra la proyección de resultados para la zona sur de Córdoba sobre la base de los precios estimados a cosecha 2014, para trigo, girasol, maíz y soja. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

El último fin de semana se registraron lluvias en la zona, muy beneficiosas para los granos gruesos, y especialmente para la soja y el maíz tardío que aún se están implantando. Las lluvias sumaron entre 30 y 40 mm. El granizo también está a la orden del día con cada tormenta que pasa.

Parte de la superficie que estaba planificada con maíz de primera y que no llegó a sembrarse por falta de humedad pasó a fecha tardía, y parte engrosó la superficie prevista con soja.

Avanza la cosecha de la poca superficie sembrada con trigo, con rindes bajos, ya que las lluvias llegaron tarde para revertir el pobre desarrollo que sufrió por falta de humedad en invierno e inicios de la primavera. Se estiman rindes en el orden de 11 qq/ha.

Para cultivos sembrados por administración en campo propio, las proyecciones del cuadro muestran números complicados para maíz y girasol, con quebrantos en los rindes bajos del rango. El rinde de indiferencia para cubrir costos totales es de 70 qq/ha en maíz y 19 qq/ha en girasol. Para trigo/soja de 2ª las proyecciones son nominales, dado que el trigo tendrá rindes por debajo del rinde de indiferencia. Estos quebrantos difícilmente podrán ser revertidos con los resultados de la soja de 2ª. En soja de 1ª, el rinde de indiferencia se ubica en 23 qq/ha.

Tal como se muestra en el cuadro, la soja de 1ª es la que más se defiende. El maíz y el girasol se siembran principalmente en campos que buscan respetar la rotación para mantener la sustentabilidad productiva. 

En campo arrendado la situación es más complicada. El maíz y el girasol proyectan quebranto. El rinde de indiferencia en maíz es de 84 qq/ha, y en girasol de 25 qq/ha. La soja de 1ª muestra resultados sólo en el rinde alto del rango. El rinde de indiferencia en soja es de 29 qq/ha. En campo arrendado prevalece la soja de 1ª.

La campaña se muestra difícil en lo financiero, con costos en alza. El clima acompaña la evolución de los cultivos, y el arranque fue bueno en lo productivo para la soja. Pero aún falta mucho para la cosecha y el cultivo debe superar aún etapas críticas para la definición de rindes.

La soja, y el agro, no sólo necesitan rindes. Una agricultura sustentable necesita mayor área de maíz y de trigo, con rotación de cultivos. El crecimiento de la producción es impensable sin rentabilidad y con retenciones. Se necesita además un horizonte despejado en la comercialización y la exportación, sin intervenciones, para que crezca la producción exportable y se generen divisas.

 

Fuente: www.margenes.com

Temas en esta nota