La cosecha de soja ya comenzó en Uruguay

La expectativa del sector agrícola uruguayo, en el comienzo de la cosecha de la zafra de soja es alta. En tanto, los primeros rendimientos son buenos.

Por
Grano a punto de ser cosechado en campo del litoral. Foto: Daniel Rojas

Grano a punto de ser cosechado en campo del litoral. Foto: Daniel Rojas

19deAbrilde2014a las08:39

"Todo empezó muy bien, desde hace unos días, el suelo está un poco húmedo pero no perjudica en nada las cosas. Se están logrando rendimientos buenos dentro de lo esperado, de entre 2.500 y 2.900 kilos por hectárea en la soja de primera en el litoral", afirmó a El País el directivo de la Asociación Uruguaya de Siembra Directa (Ausid) Miguel Carbajal.

Frente a esto hay dos barcos en el puerto de Nueva Palmira listos a completar su carga para ser exportados hacia China, afirmó el agricultor.

Carbajal explicó que los rendimientos serían más altos en las cosechas que se realizarán en los próximos días, ya que la soja que se ha levantado hasta el momento ha sido de variedades que sufrieron algún percance por el exceso hídrico a principios del año.

La cosecha de la soja de primera se extendería hasta finales de abril, mientras que a partir de mayo y durante todo ese mes, se levantarán las de segunda. En el caso de estas últimas los rendimientos, como es de costumbre, serán más bajos, debido a que son sembradas en fechas que no son las óptimas.

Los rendimientos en general, serían similares a los de la campaña, anterior, la cual había sido de las más altas en la historia. Según cifras del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), en la pasada zafra el rendimiento promedio fue de 2.634 kilos por hectárea.

Los volúmenes cosechados en cambio establecerían un nuevo récord, dado que el área será la más alta desde que se realiza esta práctica en Uruguay.

De acuerdo a datos del Instituto Nacional de Semillas (Inase) basado en la venta de semillas, el área estará en torno a 1,35 millones de hectáreas, es decir 100.000 más que en la pasada campaña.

"Los productores estábamos un poco asustados sobre lo que podría ocurrir con la intensas lluvias sufridas, sobre todo en enero, pero también en las semanas posteriores a ese mes. Finalmente las afectaciones no fueron de magnitud y la soja respondió de gran forma, al tiempo que los problemas sanitarios que podrían haberse dado no fueron tales. Esta será, de no ocurrir nada extraño, una muy buena zafra", afirmó Carbajal.

Temas en esta nota

Cargando...