Paro de Senasa amenaza complicar exportaciones y provisión de hacienda

Un paro del Senasa programado desde mañana promete complicar la exportación de agroalimentos desde la Argentina y el abastecimiento de hacienda.

Por
Paro de Senasa amenaza complicar exportaciones y provisión de hacienda
28deAbrilde2014a las17:26

Un paro de trabajadores de Senasa programado desde mañana y por 48 horas promete complicar la exportación de agroalimentos desde la Argentina y el abastecimiento de hacienda, siendo que es función de este organismo la de certificar ventas externas y autorizar el movimiento de animales.

El paro motorizado por los trabajadores nucleados en ATE comenzará mañana y se extenderá por 48 horas, lo que implica en los hechos que se complicará la actividad hasta el lunes, por el feriado largo que comienza el jueves.

A media mañana de hoy los trabajadores de ATE darán una conferencia de prensa para comunicar sus reclamos. 

Según dijo a El Cronista, Carina Maloberti, delegada paritaria de ATE-Senasa, el paro se hará sentir con fuerza en las regiones centro y norte del país y pasos fronterizos.

Los trabajadores de ATE piden un 35% de recomposición salarial contra un 27% en tres cuotas “propuesto por el Gobierno Nacional y UPCN”, que consideran “insuficiente”.

En paralelo, aseguran que el presupuesto con el que cuenta el organismo genera una “falta de recursos para la operatoria” y que la respuesta que las autoridades ofrecen “es la tercerización de funciones y la autogestión, en una nueva amenaza” a los puestos de trabajo “y a la entrega de las funciones indelegables del Estado Nacional”. Adicionalmente, postulan que el Estado mantiene más del 60% de los trabajadores sin estabilidad laboral en el Senasa.

La medida afectará el tránsito internacional en los pasos fronterizos, el cierre de las oficinas locales de Sanidad Animal para los permisos de traslado de hacienda hacia los remates de feria y mercados, el cierre de los laboratorios tanto animal como vegetal, cese de tareas en puertos y aeropuertos para los permisos de las importaciones y exportaciones de alimentos, retiro del personal en las inspecciones veterinarias en la industria frigorífica, cierre de las oficinas administrativas y normativas, y de toda la Casa Central, explicó ATE en un comunicado.

Existe una fuerte preocupación en el sector agroexportador porque la medida complicará las ventas externas del complejo sojero en el momento en que no cesa el ingreso de camiones cargados a los puertos, cuando se exporta el grueso de la cosecha argentina.

Temas en esta nota