Por el mal clima la venta de soja va más lenta

En Argentina, los precios siguen firmes, con pocas ventas por la trilla frenada y caminos intransitables.

Por |
Por el mal clima la venta de soja va más lenta
22deMayode2014a las07:27

Los futuros de la soja en Chicago experimentaron ayer una fuerte recuperación, de 2,5% o 13 dólares por tonelada, ante un incremento de la demanda china sobre los subproductos de la oleaginosa. Así, los contratos a julio, los más activos, terminaron la jornada en u$s 553 la tonelada, tras experimentar la mayor mejora diaria en ocho meses.

Las mejoras externas otra vez tienen como eje el ajustado stock de final de campaña que registra Estados Unidos, ante la alta demanda internacional, principalmente desde China. Ayer se conoció que el gigante asiático compró en abril 53% más que el mismo mes de 2013 de soja estadounidense y que el primer cuatrimestre cerró con un alza de 32% interanual para esas mismas operaciones.

La alta demanda de soja sin procesar, y también de derivados, china es consecuencia de una fuerte alza que registraron en los precios de la carne de cerdo y productos avícolas en el gigante asiático, por lo que el gobierno chino resolvió importar más grano y oleaginosas para abaratar la alimentación animal.

Así, los fondos especulativos salieron a tomar posiciones en soja: compraron unos 10.000 contratos, la mayoría de posiciones cortas (correspondientes al año agrícola que finaliza el 31 de agosto próximo).

Las alzas externas no tuvieron réplica a nivel local, donde los precios que se ofertan por la soja disponible y de entrega cercana están influenciados por estos días por las malas condiciones climáticas, que dejaron caminos rurales intransitables, cosecha paralizada y poca mercadería en el circuito comercial.

La soja disponible en Rosario cerró ayer a u$s 326 la tonelada, un nuevo máximo por tercer día consecutivo para esa posición, 0,46% por encima del día previo, aunque los negocios fueron bien limitados: apenas unas 13.000 toneladas negociadas, contra las 30.000 del martes y las 80.000 toneladas del lunes.

La situación responde, de acuerdo con analistas consultados por El Cronista, a una combinación de problemas para entregar la producción y la incertidumbre que se apoderó de todos los sectores en los últimos días con la nueva escalada del dólar blue y las expectativas de una eventual nueva devaluación del peso para los próximos meses.

No obstante el costado financiero, los problemas derivados del clima están generado profunda preocupación en el mercado. Para hoy se esperan los informes semanales de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y de la Guía Estratégica del Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario sobre avance de la cosecha y perspectivas productivas.

Ambas entidades elevaron en las últimas semanas sus estimaciones de producción sojera para esta campaña por encima de las 55,5 millones de toneladas. Hasta la semana pasada, faltaba cosechar más del 25% del área total sembrada con soja. Y las lluvias que afectan la región productora impidieron que se pueda continuar con esas tareas.

Una recorrida de especialistas por la zona oeste bonaerense, donde en general se obtienen los mejores rindes, dio cuenta que el exceso de humedad afectó la calidad de muchos lotes de soja. También remarcan que la cosecha en esa región está muy atrasada. “La situación es complicada, en el oeste falta cosechar el 50% de la producción”, comentó a El Cronista el analista y corredor de granos Ricardo Baccarin, quien agregó que una situación similar se registra en Entre Ríos.

A la excesiva humedad, y los caminos anegados, se suma la llegada del clima frío, que puede terminar de propinarle un golpe directo al rendimiento de los cultivos que todavía esperan por ser cosechados. Los analistas consideran que seguramente caerá la producción total por el efecto climático. Aunque no consideran que la caída sea drástica, la mayoría cree que habrá mermas.

Temas en esta nota