Maíz: operadores liquidaron posiciones

Operadores especulativos comenzaron a liquidar posiciones de manera agresiva sobre la base de una hipótesis optimista del USDA.

Por
Maíz: operadores liquidaron posiciones
26deMayode2014a las08:59

Los operadores especulativos comenzaron a liquidar posiciones en maíz de manera agresiva para capturar ganancias que ellos mismos –en buena medida– impulsaron en los últimos meses al construir grandes posiciones compradas en el cereal.

El martes pasado –último dato informado por la Commodity Futures Trading Commission– la posición neta especulativa en futuros y opciones de maíz fue de 280.200 contratos versus 336.584 contratos la semana anterior (ver gráfico).

El último informe de oferta y demanda mundial de granos del USDA estima una producción estadounidense de maíz 2014/15 de 353,9 millones de toneladas versus 353,7 millones en 2013/14. Si bien el área prevista de siembra será menor este año con respecto al anterior, el incremento proyectado de oferta se sustenta en un incremento del 4% del rinde promedio (que pasaría de 9967 a 10.375 kg/ha).

Tal previsión de rinde –sustentada en un modelo teórico desarrollado por los economistas del USDA Paul Westcott y Michael Jewison– es por el momento ciencia ficción, dado que nadie puede saber cómo evolucionará la situación climática en las regiones agrícolas estadounidenses. Sin embargo, tal hipótesis es la que están empleando los operadores especulativos para liquidar posiciones a dos manos.

El momento clave del mercado climático estadounidense se registrará en julio próximo (período en el cual la suerte del proceso de polinización define el rinde final del cultivo). Por entonces estará ingresando al mercado el maíz tardío argentino (que en el presente ciclo representa el grueso de la oferta del cereal local).

Al jueves pasado la Bolsa de Cereales de Buenos Aires indicó que se había cosechado un 33% del área prevista de maíz en la presente campaña. Lo levantado hasta el momento comprende un volumen de 8,05 millones de toneladas sobre una producción argentina final estimada en 24,0 millones de toneladas.

Temas en esta nota