Los subproductos inyectan fondos a la industria

El precio del sebo subió 58 por ciento en lo que va del año. También mejoró el valor del cuero.Se traducen en una mejora significativa en el valor de los “recuperos” pagados a los usuarios.

Por |
Los subproductos inyectan fondos a la industria
20deJuniode2014a las07:59

Cuando el “efecto marzo” parecía agotado, en abril y mayo los precios del ganado subieron un nuevo escalón, del orden de los 50 centavos a un peso por kilo vivo (novillo en Liniers).

Gran parte de este incremento adicional puede adjudicarse a la inédita sucesión de días lluviosos, que impidieron una comercialización fluida, pero parte debe atribuirse a la nueva mejora en el valor del crédito bruto de matanza (recupero bruto) que volvió a subir en las últimas semanas.

A la notable suba registrada en el valor del cuero, que se incrementó cerca de un 180 por ciento entre agosto del año pasado y marzo de este año, se agrega en los últimos dos meses la valorización del sebo, de los expellers y especialmente de las achuras.

El valor internacional de las menudencias ha venido subiendo en los últimos meses, logrando valores muy altos para el caso de la lengua, los callos, el mondongo, el librillo o el hígado.

A la lengua, por ejemplo, Australia ya la vende en el mercado japonés a 10 mil dólares por tonelada.

La demanda por achuras vacunas está motorizada por las crecientes compras de los países asiáticos, donde tienen una demanda mayor que los mismos cortes. Se puede encontrar en cualquier supermercado o autoservicio de barrio pequeñas bandejitas con un set de dos o tres porciones de achuras.

Durante siglos, el pueblo en los países asiáticos no accedió a la carne –que era comida exclusivamente por la nobleza y los guerreros– y se contentaba con comer los despojos del matadero. De esta manera se afirmó a lo largo del tiempo el consumo de estos subproductos.

En la Argentina, en los últimos meses, está coincidiendo el crecimiento de la demanda local por razones estacionales con precios FOB para las achuras que son máximos históricos.

Mayor recupero

Un valor firme para el cuero (el Gobierno lo quiere hacer bajar) y una suba muy pronunciada en el valor del “completo” de achuras, agregado a una suba del sebo del 58 por ciento en lo que va del año y de los expellers (53 por ciento), se combinan positivamente para llevar el crédito bruto de matanza por arriba de los cuatro pesos por kilo en gancho, 48 por ciento más alto que los 2,70 pesos por kilo con que arrancó el año el conjunto de los subproductos.

Esto significa una inyección importante de dinero a toda la industria de la carne, tanto consumera como exportadora.

Representa también una mejora significativa en el valor de los “recuperos” pagados a los usuarios (matarifes, supermercados), que han visto mejorar su poder de compra en el mercado de hacienda en pie entre 50 centavos y un peso por kilo vivo.

En los últimos meses, y hasta hace pocas semanas, los frigoríficos que prestan servicio de faena habían logrado sostener un acuerdo para transferir la menor parte posible de la valorización de los subproductos a sus usuarios. Lo hacían demorando la suba de los “recuperos”.

Pero todo indica que estas últimas semanas ese corralito tiende a ser desbordado, con migración de matarifes entre plantas, tentados estos por los nuevos valores que se pueden pagar ahora con este nivel de precios del cuero y las achuras.

Esta competencia por la captación de usuarios se ve exacerbada por la existencia de las llamadas “cooperativas”, las cuales operan en el gran Buenos Aires (GBA) una media docena de plantas grandes. Estas organizaciones están en condiciones de pagar recuperos muy altos, que la industria consumera tradicional no puede o no quiere pagar.

Remates

Jesús María. El pasado lunes se registró un ingreso total de 1.004 cabezas (656 para faena) en las instalaciones de la Sociedad Rural. Los operadores informaron valores muy firmes para todas las categorías ofrecidas. Así, los novillitos cotizaron de 17,10 a 19,95 pesos por kilo; novillos, 14,50 a 17,10; vaquillonas, de 16,50 a 19,12; vaca buena, de 10,58 a 12,10; regular, 9,50 a 10,20; vaca manufactura, sin cotización; vaca regular, 9,50 a 10,20; toros buenos, 12,10 a 14; regulares, 9,50 a 11,10. Terneros y terneras de invernada, de 16,50 a 18,36.

Deán Funes. El 23 de mayo se realizó un remate de invernada con una oferta de 1.000 cabezas. Terneros a 30 días, de 17,20 a 19,30; 60 días, de 17,40 a 18,60; terneras (30 días), de 18,10 a 18,90; novillito (30 días), de 12,90 a 14,00; vaca buena faena, de 9,00 a 12,90; regular; 7,50 a 8,95; conserva, 4,00 a 6,90; vaca con cría, 2.100 a 2.800 lo que pisa; preñada, 3.870 pesos.

*Analista del Mercado

Temas en esta nota