Uruguay: retienen soja ante la caída de precios

La comercialización de la cosecha de soja en Uruguay tiene un gran avance y apenas está quedando entre 8% y 10% del volumen sin venderse.

Por
Uruguay: retienen soja ante la caída de precios
09deJuliode2014a las08:42

Los precios para la soja en el mercado de Chicago están por debajo de US$ 500 por tonelada y "hay más posibilidades de que sigan bajando", aseguró a El País Fernando Villamil, operador de Agrosur. Su caída generó una fuerte retención del grano a nivel de los productores, en el marco de una venta anticipada donde se lleva colocado el 90% del volumen cosechado (apenas queda entre 8% y 10% sin venderse).

El último informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), sobre finales de junio, anunció 11 millones de toneladas de existencias cuando el mercado mundial esperaba 10 millones de toneladas; ese volumen era similar al que tenía Estados Unidos un año atrás en la misma fecha.

La noticia generó tranquilidad en el mercado. "Hay que recordar que los precios del mercado de corto plazo (soja disponible) estaban fuertemente sostenido por una falta de existencias en Estados Unidos, que se había quedado sin soja y estaba comprando en Brasil. Eso generó una gran preocupación en la industria estadounidense y el precio se estaba formando en Chicago por la paridad de importación", recordó Villamil.

Con el informe del USDA que anunciaba que las existencias son similares a las del año anterior, el mercado se tranquilizó y dejaron de comprar, generándose una fuerte baja en el mercado de Chicago.

Por otra parte, ese mismo informe estableció una cosecha en Estados Unidos superior a la que esperaba el mercado y si los rendimientos de la soja estadounidense, que ya está implantada, son buenos, es probable que se alcance una cosecha superior a la prevista.

"En el corto plazo, por el anuncio de mayores existencias de mercado, las posiciones más cercanas bajaron y las diferidas para la próxima cosecha bajaron también por un posible aumento de área y un posible incremento de producción", explicó el operador.

Ahora, si eso se confirma a futuro, "claramente el mercado va a estar a la baja. Las perspectivas es que el precio de la oleaginosa siga bajando. Es probable que para la próxima cosecha los precios que se manejen estén sobre los US$ 400", agregó el operador.

Previsión.

Mientras tanto, en el caso del trigo, el conflicto entre Rusia y Ucrania puede comenzar a darle alguna firmeza a los precios del cereal, porque los del Mar Negro son los principales puertos exportadores de maíz y ese grano.

"El conflicto, posiblemente, le otorgue un sostén adicional al precio normal", opinó Villamil. Mientras tanto, siguen sin hacerse negocios con trigo y en la plaza local se continúa aguardando que Brasil llegue a comprar el cereal.

"En caso de no venderle a Brasil tenemos que salir a competir con los trigos del Mar Negro, para ir a vender a otros destinos como el norte de África y sudeste asiático, donde hay un flete mayor con relación a los trigos del Golfo y del Mar Negro", destacó el entrevistado.

Por otra parte, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) advirtió que la agudización de la crisis política entre Ucrania y Rusia impactaría el comercio mundial de alimentos y consecuentemente la agricultura de los países de las Américas, ya que afectaría la disponibilidad de granos básicos y generaría un alza de sus precios en el mercado internacional.

El IICA, reconoció que hasta el momento el incremento en los precios internacionales ha sido temporal y de poca magnitud, pues durante el conflicto los puertos de Ucrania y de Crimea -por los cuales se exporta la gran mayoría de granos hacia los mercados mundiales- han funcionado sin mayores contratiempos.

Para los países de las Américas, una disminución en la oferta de estos granos en el mercado mundial o un aumento en sus precios tendría impactos diferenciados, según el organismo.

Temas en esta nota