Precios Mercosur: Argentina sigue alejándose

En los últimos diez días, hubo una caída del novillo en Brasil mientras que en Uruguay y Paraguay se mantuvo estable.

Por
La suba de la categoría argentina para exportación llevó a que la industria frigorífica tuviera un sobreprecio del 27%.

La suba de la categoría argentina para exportación llevó a que la industria frigorífica tuviera un sobreprecio del 27%.

12deAgostode2014a las08:02

En la Argentina, el precio del novillo pesado aumentó el 4% en diez días, resultado de una marcada escasez de oferta. A las plantas se les hace difícil cumplir con sus programas de faena, a pesar de que la mayoría de ellas los ha ajustado a la baja y no son pocas las que, de tanto en tanto, deben suspender un día de trabajo.

El promedio calculado por Valor Carne es de $ 31,65 por kilo en gancho puesto en planta, con frigoríficos que han llegado a aumentar $ 2 para poder completar faenas.

De todas formas, en general, en esta semana muchas empresas procesadoras están un poco más cómodas con las compras hechas para los próximos días, aunque todavía hay algunas que no logran tener asegurados más que 2 ó 3 días de faena.

Con una devaluación del 1% en el período, similar en los mercados oficial y paralelo, el costo para los frigoríficos exportadores se alzó a U$S 4,52. Por su parte, el ingreso para los productores fue de U$S 2,48, el valor más alto de las últimas ocho semanas, según la modalidad de cálculo de Valor Carne.

Otros países de la región

En Brasil, a pesar de la debilidad de la demanda interna se sostuvieron los precios, medidos en reales, pero la devaluación de los últimos diez días, de más del 2%, hizo que la cotización en dólares retrocediese a U$S 3,50 por kilo carcasa. Si bien la demanda doméstica durante el mundial de fútbol logró neutralizar la baja típica de la época, en la segunda mitad de julio los consumidores procuraron niveles similares a los anteriores al mismo.

En cuanto a la oferta, la escasez de lluvias de los últimos meses genera preocupación acerca de la terminación de animales para faena sobre pasturas.

En Uruguay, el novillo aumentó un centavo por kilo en gancho en estos diez días, llegando a U$S 3,67. La faena sigue mostrando niveles sumamente bajos, lo que mantiene al mercado muy ágil. En la semana terminada el 1° de agosto fue de sólo 28.700 cabezas, 32% por debajo del promedio de las diez semanas previas y muy alejadas de las 50 mil alcanzadas en dos semanas de mayo y en una de mediados de abril.

En Paraguay, por su parte, los precios siguieron estables. Se advierte que la hacienda está llegando mejor a las plantas de faena, lo que lleva a pensar que la escasez de oferta por dificultades en los caminos, a raíz de las lluvias, puede empezar a normalizarse.

No obstante lo descripto para Brasil, Uruguay y Paraguay, sus precios siguen alineados, con una dispersión del 5% entre el máximo y el mínimo.

 

Finalmente, con el aumento en la Argentina y la caída en el ponderado de sus tres socios, responsabilidad del mercado brasileño, el sobreprecio en ese país aumentó al 27%, retornando así a la misma condición de falta de competencia que se observaba hasta mediados de marzo último.

Cómo se calculan lo precios

El seguimiento del valor del novillo gordo en la región realizado por Valor Carne es una forma de estimar la competitividad exportadora de cada uno de los cuatro países ganaderos del Mercosur.

Los precios se calculan de acuerdo al promedio pagado por la categoría, dividido por el tipo de cambio entre las monedas locales y el dólar de los EE.UU.

En el caso de la Argentina, en “Dólar para exportar” se considera el costo de la materia prima para un frigorífico tomando el tipo de cambio oficial y los derechos de exportación del 15%. Desde la semana finalizada el 18 de abril del 2014, se dejó de considerar la incidencia del esquema de “barata”, debido a los cambios regulatorios introducidos por las autoridades.

En tanto, en “Dólar para el productor” se muestra el ingreso del ganadero medido según la cotización del mercado paralelo de cambios.

En Brasil, Paraguay y Uruguay, países que no tienen estas distorsiones ni la brecha entre el mercado cambiario oficial y el informal, ambos valores coinciden.

Temas en esta nota

Load More