Pasado, presente y futuro del silo bolsa

En el marco del I Congreso Internacional de Silo Bolsa, Cristiano Casini expuso sobre los avances tecnológicos del almacenaje de granos en bolsas plásticas. El pasado, presente y futuro de una modalidad que arribó para satisfacer múltiples necesidades.

Por |
Cristiano Casini, consultor privado, sobre la "Evolución Tecnológica del Almacenamiento de Granos en Bolsas Plásticas"

Cristiano Casini, consultor privado, sobre la "Evolución Tecnológica del Almacenamiento de Granos en Bolsas Plásticas"

16deOctubrede2014a las17:54

La “nueva” tecnología de almacenamiento de granos en silo bolsas ha ido evolucionando a lo largo del tiempo en pos de mejoras que impacten no sólo en la resistencia del material a la inclemencias climáticas o agentes externos, sino también en lo que a monitoreo de los granos del interior concierne. “El sistema en sí no ha cambiado, lo que ha avanzado es la tecnología y los equipos que se utilizan en este sentido”, expresó Cristiano Casini, consultor privado, en una entrevista exclusiva con fyo en el marco del I Congreso Internacional de Silo Bolsa.

“Las bolsas han progresado mucho en cuanto a calidad y se ha mejorado notablemente en relación a los aditivos para una mayor resistencia al estiramiento mecánico y a las inclemencias del tiempo”, explicó Casini, y agregó: “Hoy en día tenemos máquinas de alta performance para embutir alrededor de 400 tn/h, extractores de 360 tn/h con sinfines de mayor diámetro, menor daño mecánico y tolvas autodescargables”.

Sin embargo, Casini destacó la importancia del avance en las técnicas de monitoreo de los granos almacenados. Considerando que tiempo atrás esta tarea implicaba romper el silo bolsa con un calador, extraer una muestra y realizar un diagnóstico sectorizado, el avance de la tecnología ha colaborado considerablemente en este sentido.

En este sentido, “el último adelanto que tenemos es el medidor de calidad por Dióxido de Carbono (CO2). Evolucionamos hacia un sistema de control de calidad, mediante el cual el productor pincha la bolsa con una aguja hipodérmica, este aparato succiona y mide la concentración de CO2”, explicó Casini en diálogo con fyo, al momento que agregaba: “Todo esto no sólo tiene la ventaja de ser bastante práctico y rápido, sino que ese dato puede manejarse a distancia a través de un dispositivo móvil”.

A pesar de que la evolución en materia de embolsado ha sido notable, Casini admite la necesidad de “seguir avanzando en los sistemas mecanizados y el almacenamiento de grano húmedo”.

Sea como fuere, el silo bolsa ha demostrado ser una tecnología capaz de “copar grandes y variadas necesidades” y promete grandes perspectivas a futuro.

El I Congreso Internacional de Silo Bolsa se realizó entre el 13 y 16 de Octubre en Mar del Plata y en él se abordaron todas las temáticas abocadas a las vicisitudes del almacenamiento de granos en bolsas plásticas.

Temas en esta nota