Moyano y gremios del transporte suspendieron el paro hasta marzo

Los sindicatos del transporte levantaron el paro tras el anuncio del Gobierno de eximir al medio aguinaldo del pago de Ganancias.

Por
En febrero del año que viene, representantes de los distintos gremios se volverán a reunir para analizar posibles medidas de fuerza para marzo

En febrero del año que viene, representantes de los distintos gremios se volverán a reunir para analizar posibles medidas de fuerza para marzo

10deDiciembrede2014a las11:45

La CGT opositora y los gremios del transporte resolvieron suspender hasta marzo próximo el paro que habían anunciado en reclamo de modificaciones en el impuesto a las Ganancias.

Así lo indicó el secretario General de la Fraternidad, Omar Maturano al salir de una reunión realizada con sus pares, en la sede de la CGT de Hugo Moyano.

"Se postergó el paro hasta marzo próximo", indicó el sindicalista, al retirarse del edificio de Azopardo 802.

Es que gremialistas del transporte de distintas organizaciones del sector automotor, ferroviario, aerocomercial, y portuario marítimo habían anunciado una medida de fuerza, que se iba a llevar a cabo antes del 15 de diciembre, pero luego del anuncio de la presidenta Cristina Kirchner decidieron dejar en suspenso la aplicación de su plan de lucha.

De ese modo, se volverán a reunir, según lo estipulado, en febrero para analizar las condiciones y la fecha en la que, finalmente, se llevará a cabo la huelga anunciada la semana pasada.

Los sindicatos habían acordado la convocatoria a un paro de todos los sectores para antes del 15 de diciembre, pero la medida del Gobierno desactivó lo planeado, aunque sea por unos meses.

La decisión de postergar el paro pone paños fríos a un diciembre que comenzó con un duro panorama respecto de huelgas y manifestaciones.

Sin embargo, la discusión sobre el mínimo no imponible del impuesto a las Ganancias continuará durante el próximo año porque para los sindicalistas la excepción al medio aguinaldo fue como "entregar una gota de agua, cuando se pedía un vaso".

En ese sentido, habían reconocido que la eximición a aquellos que ganen menos de 35.000 pesos fue "un paliativo", aunque se habían quejado de que fue "totalmente insuficiente" porque desde el primero de enero seguirá "la misma problemática".

"El tema de fondo no está solucionado, por lo que nos mantenemos en estado de alerta", habían advertido.

En la amenaza de medida de fuerza se habían embarcado casi todos los sindicatos del transporte, encabezados por los colectiveros de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), los maquinistas de trenes de La Fraternidad, los camioneros de Moyano y las organizaciones ligadas al puerto bajo la conducción de Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento). Es decir, gremios englobados tanto en la versión oficialista como en la opositora de la CGT.

Temas en esta nota