Refutan datos sobre el consumo de carne

El Gobierno reconoció que hubo una caída en el consumo promedio de carne vacuna por ­habitante, pero atribuyó la retracción al incremento en la venta de pollo, cerdo y pescado.

Por
Capitanich recordó que en 2003 se consumían 84 kilos en la sumatoria de carne bovina, aviar y porcina, pero hoy se consumen entre 110 y 113 kilos.

Capitanich recordó que en 2003 se consumían 84 kilos en la sumatoria de carne bovina, aviar y porcina, pero hoy se consumen entre 110 y 113 kilos.

17deEnerode2015a las09:05

El Gobierno reconoció que hubo una caída en 
el consumo promedio de carne vacuna por ­habitante, pero atribuyó la retracción al incremento en la venta de pollo, cerdo y pescado.

Con este argumento, el jefe del Gabinete refutó la hipótesis atribuida a la pérdida de poder adquisitivo del salario. También negó que se haya registrado 
una baja en las exportaciones de carne.

“Es falso que la exportación de carne haya caído”, sostuvo Jorge Capitanich para salir al cruce de los indicadores que dio a conocer la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes 
y Derivados de la República ­Argentina (Ciccra), que daban cuenta de una reducción del 1,2 por ciento.

En su conferencia de prensa en la Casa Rosada, argumentó que “ha habido un incremento de exportaciones en el volumen de carne equivalente al 6,8 por ciento y de 7,4 por ciento si se ­incluyen las termoprocesadas (carne cocida), en 2014 con respecto a 2013”.

Tras el informe que dio a conocer esta semana la citada cámara empresaria, el cual señala que la reducción en el consumo de carne vacuna fue de seis por ciento, Capitanich recordó que en 2003 se consumían 84 kilos en la sumatoria de carne bovina, aviar y porcina, pero hoy se consumen entre 110 y 113 kilos.

“El consumo de carne bovina por habitante se mantiene en torno de los 60 kilos, y en los últimos años se ha producido un incremento en el consumo de otras carnes”, dijo. “Es falso que el volumen de carne se reduzca como consecuencia de la caída del 11 por ciento de salario real; el consumo presenta variaciones por la sustitución de carnes”, sostuvo el funcionario.

El informe de Ciccra

Según la cámara frigorífica, en 2014 el consumo por habitante de carne vacuna promedió los 59,4 kilos, ubicándose 5,7 por ciento por debajo de 2013. Así, resultó 4,9 por ciento inferior al promedio de los últimos 20 años. Según Ciccra, este comportamiento del consumo evidencia la pérdida del poder de compra del salario verificada en 2014, que bajó 11 por ciento frente al precio de la carne vacuna.

Temas en esta nota