Régimen jubilatorio de los trabajadores rurales

El Dr. Fernando R. Bianchi detalla las características, aportes y contribuciones del nuevo beneficio jubilatorio para los trabajadores del ámbito rural.

Por
Este régimen les permite a los trabajadores de la actividad rural jubilarse anticipadamente.

Este régimen les permite a los trabajadores de la actividad rural jubilarse anticipadamente.

26deMarzode2015a las10:18

Mediante la sanción de la ley 26.727 (B.O. 28/12/2011), se introdujeron una serie de modificaciones en cuanto a materia de seguridad social, respecto de los trabajadores rurales, entre las cuales se puede enunciar el Beneficio jubilatorio, para los trabajadores incluidos en el ámbito de aplicación de la presente ley, los cuales ya no deberán aguardar a reunir los requisitos generales para acceder a la jubilación que fija la ley 24.241, sino que luego de la sanción de la ley 26.727, tienen derecho a la jubilación ordinaria al acceder a la edad de cincuenta y siete (57) años de edad, sin distinción de sexo, en tanto acrediten veinticinco (25) años de servicios, con aportes.

A diferencia del régimen general de la ley 24.241 que los hombres deben tener 65 años de edad y 30 años de aporte, y las mujeres 60 años de edad y 30 años de aporte, este régimen les permite acceder anticipadamente a la jubilación en virtud de entenderse que la actividad rural puede generar afecciones en la salud del trabajador provocando el agotamiento prematuro.

Advierte el Dr. Fernando Bianchi del Depto. Técnico Legal de Arizmendi, que si bien este régimen les permite a los trabajadores de la actividad rural jubilarse anticipadamente, en caso de acceder a este beneficio, se verán impedidos de volver a prestar tareas en relación de dependencia dentro de la misma actividad.

Con lo cual, antes de iniciar el trámite correspondiente el trabajador debería analizar la conveniencia del mismo, ya que una vez obtenida la prestación jubilatoria anticipada no podrá volver a la actividad rural.

En este sentido, el Art. 34 de la ley 24.241 dispone en el inciso 4° que “Los beneficiarios de prestaciones previsionales que hubieren accedido a tales beneficios amparados en los regímenes especiales para quienes presten servicios en tareas penosas, riesgosas o insalubres, determinantes de vejez o agotamiento prematuro, no podrán reingresar a la actividad ejerciendo algunas de las tareas que hubieran dado origen al beneficio previsional otorgado.”

Ello en virtud que si se les otorga el beneficio de jubilación anticipada, para que no sigan agravando su salud y prevenir afecciones definitivas, no sería razonable aceptar el reingreso a la misma actividad.

Podrán volver estos trabajadores jubilados a la actividad de tareas que no sean penosas, riesgosas o insalubres, determinantes de vejez o agotamiento prematuro, en cuyo caso podrán percibir la jubilación y prestar tareas en relación de dependencia, pero no en el ámbito rural por el cual se jubiló, ni como se indicó en tareas riesgosas o insalubres.

A los fines de poder alcanzar la prestación jubilatoria con la reducción de edad y años de aporte conforme dispone el Art. 78 de la ley 26.727, se dispusieron para los trabajadores Rurales nuevas formas de denominación y pago de aportes y contribuciones a la seguridad social los cuales citamos a continuación:

  • Art. 80 y 106 de la nueva ley de Trabajo Agrario: ha dispuesto incrementar en dos puntos porcentuales (2%), a partir de la vigencia de la misma las contribuciones patronales a la seguridad social (Art. 80 Ley 26.727)
  • Art. 106 que modifica la ley 25.191: se crea el Registro Nacional de Trabajadores y Empleadores Agrarios (RENATEA), como entidad autárquica en jurisdicción del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, el cual absorbió las funciones y atribuciones que desempeñaba el Ex Registro Nacional de Trabajadores Rurales y Empleadores (RENATRE).

En virtud de lo cual, la contribución del 1,5% que realizaba el empleador al Renatre comenzó a dirigirse a Renatea a partir de la entrada en vigencia de la ley, y con la modificación, también en el Art. 106 de la ley 25.191 respecto del Art. 16 se dispone que el seguro de sepelio (que antes se abonaba al UATRE mediante boleta de dicha entidad)  se abone a Renatea a través del F. 931.

Con lo cual tanto el aporte, como la contribución a RENATEA deberán ingresarse a través del Formulario 931 de AFIP.

Temas en esta nota