Productores de fruta saldrán a las rutas contra el Gobierno

La semana próxima saldrán a las rutas con el objetivo que se que cumplan con las medidas prometidas para paliar la crisis de esa economía regional.

Por
Quedaron unos 200 millones de kilos de frutas sin cosechar debido a la falta total de rentabilidad.

Quedaron unos 200 millones de kilos de frutas sin cosechar debido a la falta total de rentabilidad.

25deAbrilde2015a las09:29

Los productores de peras y manzanas de Río Negro y Neuquén decidieron salir la semana próxima a las rutas en reclamo de que el Gobierno cumpla con las medidas que prometió para paliar la crisis de esa economía regional, donde quedaron unos 200 millones de kilos de frutas sin cosechar debido a la falta total de rentabilidad.

En una reunión convocada por la Federación de Productores, dirigentes de todas las localidades de ese valle norpatagónico, de unos 150 kilómetros de extensión, resolvieron realizar movilizaciones el próximo jueves. En declaraciones al programa AgroValle, el presidente de la entidad, Jorge Figueroa, señaló que la modalidad y extensión de la protesta se resolverá el lunes. Y adelantó que los frutícolas también podrían plegarse a una protesta nacional de economías regionales organizada por la CAME.

“Se llega a esta situación luego de agotar todas las instancias de diálogo con los funcionarios nacionales y provinciales, a quienes se les explicó detalladamente la crisis de los productores”, señaló un comunicado de la Federación que además reclamó “que se cumplan con las promesas largamente anunciadas en todos los medios de comunicación para que podamos recuperar lo gastado en la cosecha”. La referencia apunta al dinero que prometieron los ministros de Economía, Axel Kicillof; y de Agricultura, Carlos Casamiquela, en compañía del senador y candidato a gobernador por el FPV, Miguel Ángel Pichetto. De esos publicitados planes de socorro solo se habrían implementado migajas.

Debido a la suba de costos por la inflación, la baja de precios internacionales, el cierre de Brasil y la devaluación en países que compran la fruta argentina, este verano no resultaba rentable cosechar la fruta de más baja calidad y se estima que quedaron unas 200 mil toneladas en los árboles, cerca del 8% de la producción. Pero en el resto tampoco los productores tienen asegurada una mínima rentabilidad. Se estima que el balance económico global de la actividad será negativo en 180 millones de dólares en la temporada 2015.

Temas en esta nota