Exportaciones de granos compensaron baja de precios

En el primer cuatrimestre del año, las exportaciones de granos crecieron 75% y compensaron baja de precios. El Gobierno autorizó en este 2015 más ventas de trigo y maíz, lo que sumado a las alzas de en soja y derivados, posibilitó sortear el derrumbe de más de 25% en las cotizaciones.

Por
Las exportaciones argentinas de cereales, oleaginosas y subproductos se expandieron 75% entre enero y abril.

Las exportaciones argentinas de cereales, oleaginosas y subproductos se expandieron 75% entre enero y abril.

04deJuniode2015a las16:51

Las exportaciones argentinas de cereales, oleaginosas y subproductos se expandieron 75% entre enero y abril últimos, en la comparación interanual, al pasar de 10.619.686 toneladas en el primer cuatrimestre de 2014 a 18.552.783 toneladas en los primeros cuatro meses de este año.

Los datos corresponden a los embarques certificados por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y permiten identificar que la estrategia oficial para compensar el derrumbe de los valores internacionales de los tres principales cultivos locales (soja, maíz y trigo) tuvo éxito.

A contramano de lo que ocurrió en las últimas siete campañas, la administración kirchnerista permitió mayores ventas externas de trigo apenas terminada la cosecha– y maíz (cuando faltaban varios meses para la recolección), los dos cultivos con fuerte intervención oficial de mercado y con permisos de exportación a cuenta gotas.

De esta forma, entre enero y abril pasados se embarcaron 5.544.306 toneladas de maíz, 138% más que en el primer cuatrimestre de 2014, cuando se habían vendido al exterior 2.327.216 toneladas. Si se toma el promedio de valores FOB oficial para esos cuatro meses, que en un año cayeron 24%, se vendió maíz por u$s 942,5 millones en ese lapso de 2015, contra u$s 523,6 millones del primer cuatrimestre de 2014. Argelia y Vietnam se constituyeron en los principales destinos del maíz local, con alzas interanuales de 54% y 6180% respectivamente.

Las ventas externas de trigo, en tanto, crecieron 112% interanual en el primer cuatrimestre, al pasar de 942.362 toneladas entre enero y abril de 2014 a 1.999.001 toneladas en el mismo período de este año. Con precios FOB promedio 32% inferiores a los de un año atrás, las cantidades exportadas de trigo entre enero y abril últimos suman u$s 457,7 millones, contra los u$s 318,5 millones que representaron un año atrás.

Como ocurre históricamente, Brasil volvió a constituirse en el principal mercado para el trigo argentino. Con un alza de 62% interanual, se enviaron al vecino país 1.490.342 toneladas (en el primer cuatrimestre de 2014 se habían vendido 920.301 toneladas). Chile fue el segundo destino del trigo argentino, con un alza de 7365% (pasó de 1510 toneladas de 2014 a 112.723 toneladas este año).

En soja sin procesar, también, se evidenció una fuerte expansión interanual de embarques: 205% en los primeros cuatro meses, al pasar de 268.993 toneladas en 2014 a 820.670 toneladas en ese lapso de este año. La concentración de exportaciones se dio, lógicamente, en abril cuando comienza a estar disponible la nueva campaña sojera.

China fue el principal destino del poroto sin procesar argentino. Sus compras de soja se dispararon 221% en los primeros cuatro meses del año. El Senasa fiscalizó embarques por 609.599 toneladas de la oleaginosa al gigante asiático, contra 189.934 toneladas enviadas en el primer cuatrimestre de 2014.

Así, en los primeros cuatro meses del año, con un precio FOB promedio 22% inferior al de un año atrás, se vendió soja por u$s 339,7 millones, contra los u$s 142,5 millones del mismo período de 2014.

Los subproductos de la soja, también registraron subas interanuales: 71% para la harina y 394% para el aceite de soja.

Temas en esta nota