Factor político derrumba los precios del trigo argentino 2015/16

Los precios del trigo argentino 2015/16 caen a pesar de los factores alcistas presentes en la región. En el último mes descendieron un 11%.

Por
La posición Enero 2016 perdió un 21% en lo que va del año.

La posición Enero 2016 perdió un 21% en lo que va del año.

18deJuniode2015a las11:05

Todas las variables regionales son alcistas para el trigo. En Brasil el organismo oficial Conab estimó que el área sembrada en 2015 será al menos 9% inferior a la del año pasado. En la Argentina la Bolsa de Comercio de Rosario proyectó apenas 3,50 M/ha versus 4,4 M/ha en 2014. También se espera una reducción de la superficie en Uruguay. Y el clima –Niño mediante– amenaza con liquidar buena parte de la productividad y la calidad industrial del cereal.

Sin embargo, a pesar de tales señales, el valor del contrato de Trigo Enero 2016 del Matba viene derrumbándose de manera violenta: en el último mes acumula una caída de 19 u$s/tonelada (-11%). El Trigo Enero 2016, que dos meses atrás llegó a ubicarse en torno a 150 u$s/tonelada ante la perspectiva de una victoria de la oposición, hoy miércoles perdió 2,5 u$s/tonelada para finalizar en 125,0 u$s/tonelada.

La explicación de semejante derrumbe es que ese precio está considerando la posibilidad de una victoria oficialista en las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo en octubre próximo. El gobernador bonaerense Daniel Scioli, quien adelantó ayer que su candidato a vicepresidente será el ultra-kirchnerista Carlos Zanini, será, en caso de resultar electo, el continuador de la política agropecuaria K.

Retención efectiva del 37% sobre el cereal

El FAS teórico del trigo Enero 2016 –considerando un FOB de 224 u$s/tonelada– se ubica actualmente en torno a 157 u$s/tonelada, lo que implica una retención efectiva del 37% (versus un derecho de exportación nominal del 23%) con el valor futuro actual. 

En las actuales circunstancias es altamente probable que los productores que puedan obtener partidas de trigo 2015/16 de buena calidad logren obtener precios de venta muy convenientes a partir del segundo trimestre del año que viene.

En nuestro país, un productor que siembre trigo seguido de soja en la zona núcleo agrícola del país en campo propio se quedará con el 9% de las ganancias, mientras el Estado obtendrá el 40% y el resto (51%) será destinado a pagar los gastos.

Impulso a la siembra de cebada

Además, la baja rentabilidad del trigo hará que este año más productores se vuelquen al cultivo de cebada, una estrategia que ya ensayaron en el pasado para hacer frente a problemas de comercialización del cereal. Se estima que la cebada cubrirá más de 1 millón de hectáreas.

Iniciada la campaña de cebada 2015/16 con los primeros lotes sembrados en el centro y norte y sur de Córdoba y en el núcleo agrícola norte, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires realizó un cálculo donde hay un crecimiento del 15% en la intención de siembra de los productores.

Fuente: Valor Soja

Temas en esta nota

Seguí leyendo