Se volvió inviable a la operatoria de las Pymes elaboradoras de biodiesel

El gobierno volvió a enviar una carta de defunción a las Pymes argentinas elaboradoras de biodiesel.

Por
Valor desagregado en origen.

Valor desagregado en origen.

18deJuniode2015a las18:05

El gobierno nacional –tal como ocurrió en reiteradas oportunidades desde 2012 con la intervención del mercado de biodiesel– volvió a tornar inviable a la operatoria de las pequeñas y medianas empresas de capitales argentinos dedicadas a la elaboración del biocombustible.

A fines del mes pasado las autoridades de la Secretaría de Energía publicaron los precios internos del biodiesel destinado al corte con gasoil correspondientes al mes de abril.

Los valores informados, en el caso de las Pymes –principales proveedoras de ese insumo a las compañías petroleras–, fueron los más bajos desde enero de 2014. En el actual contexto inflacionario eso equivale a dejar fuera de juego a 17 empresas mediadas y otras 9 categorizadas como pequeñas elaboradoras del biocombustible (las cuales, precisamente, se encargan de generar “valor agregado en origen” al agro).

Buscan mejorar el precio recibido

Las autoridades de la Cámara de Empresas Pyme Regionales Elaboradoras de Biocombustibles (Cepreb) iniciaron gestiones ante funcionarios del gobierno nacional para intentar mejorar el precio recibido. Pero por ahora no han tenido mucho éxito.

Hoy jueves la Secretaría de Energía publicó los precios del biodiesel destinado al corte con gasoil –correspondientes al mes de mayo– con un ajuste prácticamente insignificante respecto del valor vigente en abril.

La ironía es que en el último año el precio del gasoil comercializado en la región pampeana por la empresa estatal YPF registró una suba del 11,5%, mientras que en ese mismo período el valor del biodiesel elaborado por empresas medianas y pequeñas descendió 14,5% y 15,8% respectivamente.

La segunda ironía es que a partir de junio de 2014 el biodiesel destinado al mercado interno dejó de estar gravado por la alícuota del 19% correspondiente al Impuesto a los Combustibles Líquidos. Pero esa menor carga impositiva no fue trasladada a los consumidores.

Temas en esta nota