Estiman que la bioeconomía podría representar el 15% del PBI

En el Congreso Maizar 2015 tres especialistas analizaron el rol de la bioeconomía en el nuevo escenario mundial. Se desarrolló bajo un panel denominado “Innovación Tecnológica y Futuro de la Cadena”.

Por
“Cuando hablamos de bioeconomía estamos hablando de un nuevo concepto de organizar la economía", explicó Eduardo Trigo, investigador del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

“Cuando hablamos de bioeconomía estamos hablando de un nuevo concepto de organizar la economía", explicó Eduardo Trigo, investigador del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

02deJuliode2015a las09:00

En Maizar 2015, que finalizó ayer miércoles en Parque Norte, se desarrolló un panel denominado “Innovación Tecnológica y Futuro de la Cadena” que estuvo moderado por el periodista Cristian Mira y del que participaron Eduardo Trigo, Pablo Bereciartúa y Eduardo Pagano.  

“Cuando hablamos de bioeconomía estamos hablando de un nuevo concepto de organizar la economía que ya no es solamente a partir de la agricultura sino que cruza una gran cantidad de sectores; la bioeconomía puede representar el 15% del PBI”, explicó Eduardo Trigo, investigador del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

“Ya no tiene sentido hablar de la cadena de valor porque no la agregación de valor ya no es vertical. La bioeconomía plantea una forma distinta de organizar la economía”, indicó Trigo, para luego mencionar que “este concepto es importante para la Argentina en esta coyuntura”.

“Las nuevas cadenas de valor están asociadas a mercados no consolidados porque estamos hablando de exportar productos de la economía verde con condiciones económicas totalmente distintas. Tenemos que plantearnos desafíos cuidadosamente de cara al aumento de la población mundial”.

Por su parte, Eduardo Pagano, directivo de la Facultad de Agronomía de la UBA, destacó que “en la Argentina tenemos un sector agropecuario muy activo y demandante de biotecnología y un sector científico sumamente competitivo”.

Por su lado, Pablo Bereciartúa, ex decano del Instituto Tecnológico de Buenos Aires (ITBA), consideró que “entramos en una etapa absolutamente cuantitativa; los datos van  a tener un valor estratégico muy superior al que tenían en el pasado”. 

Temas en esta nota