El negocio agrario no funciona

La Bolsa de Comercio de Rosario advierte con profunda preocupación el crítico estado de la producción agropecuaria y de toda su cadena de valor en el NOA, en el NEA y también en otras regiones del interior.

Por
La falta de diálogo y de comprensión por parte de las autoridades es uno de los aspectos destacados.

La falta de diálogo y de comprensión por parte de las autoridades es uno de los aspectos destacados.

13deJuliode2015a las16:10

La situación es grave y la sensación imperante de que muchas explotaciones ya han dejado de ser practicables extiende la incertidumbre sobre el futuro de zonas del país cuya economía y sociedad se sustentan en la agricultura y en la ganadería.

No se llega a este estado de cosas de la noche a la mañana. Seguramente es resultado de una suma de causas concurrentes:

  • Factores climáticos adversos
  • Comportamiento declinante de los precios internacionales de las materias primas
  • Costos de producción y traslado en permanente alza
  • Esquema impositivo evidentemente inadecuado
  • Regulaciones comerciales inflexibles e incongruentes
  • Falta de diálogo y de comprensión por parte de las autoridades sobre las vicisitudes y realidades que viene enfrentado el sector agropecuario en los últimos años

Lo cierto es que, en este contexto, el negocio agrario no funciona, quiebran empresas, se abandonan explotaciones, aumenta el desempleo rural, crece la migración a las ciudades y se resiente todo el entramado social. Un “silencio ensordecedor”, protagónico y persistente, invade vastas regiones. Se ha hecho patente una grieta entre las necesidades de los productores y la percepción de los poderes públicos.

Todavía, quizás, se podrían intentar acciones para morigerar la crisis o, al menos, para evitar su profundización. Pero para ello se requieren medidas urgentes, demostrando una capacidad de reacción hasta ahora ausente, dejando de lado aprensiones y suspicacias, aceptando sacrificios fiscales en pos de una recuperación. Es tiempo de revisiones y cambios de normativas diseñadas para épocas de bonanza.

Frente a ello, la Bolsa de Comercio de Rosario y sus entidades adheridas se ponen a disposición de las autoridades para brindar su modesta colaboración.

Temas en esta nota