Embarques a Estados Unidos, en la cuenta regresiva

Se prevé que los primeros envíos, como parte de una cuota de 20 mil toneladas, se concretarán hacia fin de año.

Por |
Serían a valores superiores de los que se obtienen hoy en Rusia o China.

Serían a valores superiores de los que se obtienen hoy en Rusia o China.

17deJuliode2015a las06:17

Se estima que los primeros embarques a los Estados Unidos se producirán hacia fin de año. En un principio, se prevé que se venderá –dentro de la cuota de 20 mil toneladas– carne tipo manufactura, trimmings, pechos, y algunos cortes de la rueda, a valores superiores a los que por este tipo de cortes se obtiene hoy en Rusia o China.

Con el paso de los meses, también se tiene la esperanza de comenzar a vender cortes finos (lomos, bifes angosto y ancho, ojo de bife) con destino a los miles de steak-house que hay en Estados Unidos, que tendrían interés en lucir en sus menúes la carne argentina, especialmente en el caso de las parrillas más famosas de Nueva York, Chicago o Miami.

Australia

La fuerte recuperación de los valores de la hacienda ha llevado a que los actuales niveles resulten a moneda constante los más altos de los últimos 30 años.

Pese a que la oferta ganadera ha sido récord en los últimos dos años a causa de la seca, los productores se han visto beneficiados por la devaluación del dólar australiano y por la extraordinaria fuerza de la demanda internacional por las carnes australianas, especialmente de Estados Unidos, China y Japón.

En estas últimas semanas las lluvias han cortado la intensa y prolongada seca en algunas zonas del país oceánico, lo que contribuyó a restringir la oferta ganadera.

En el año fiscal 2014/2015, Australia exportó 1,35 millones de toneladas, un récord histórico, 14 por ciento arriba del año anterior y 35 por ciento sobre el promedio de embarque de los últimos cinco años.

En abril último, el USDA estimó el stock ganadero australiano en 27,60 millones de cabezas, para mostrar una caída de 1,70 millones de animales con respecto a un año atrás. Se considera que en la medida que se revierta la seca, la oferta ganadera y las exportaciones caerán marcadamente y los precios del ganado se elevarán nuevamente.

Menos frigoríficos

Según la consultora Agrifatto, en Brasil han cerrado 44 frigoríficos en lo que va del año, reflejo de la reducción severa de la oferta ganadera y de la caída en la demanda internacional.

El cierre de estas 44 plantas supone una reducción del 13 por ciento en la capacidad de faena nacional, estimada en unas 220 mil cabezas diarias. La faena ha caído un ocho por ciento en el primer semestre, y los analistas interpretan que la ganadería brasileña ha entrado en una fase de retención.

Brasil, que en los próximos meses entrará al mercado chino y al mercado estadounidense, aumentó sus exportaciones un 727 por ciento en los últimos 14 años, al pasar de facturar 779 millones de dólares en el año 2000 a ingresar 6.400 millones de dólares el año pasado. Las autoridades brasileñas confían en que después de la entrada a China y Estados Unidos podrán abrir Corea y Japón, países con los cuales ya están negociando.

En pie desde Uruguay

En los próximos 10 días saldrán del puerto de Montevideo unos 34 mil terneros en pie con destino a Turquía. El primer embarque, de 10 mil cabezas, se compone de 8.500 terneros enteros y 1.500 castrados; mientras que el segundo, esta vez de 24 mil terneros, se compone de 4.500 terneros castrados y 19.500 enteros.

Según el diario El País de Montevideo, hoy en el Uruguay un ternero castrado vale 1,95-2 dólares el kilo, mientras que uno entero cotiza a 2,05 por kilo vivo.

El año pasado, el Uruguay exportó 135.675 cabezas en pie, de las cuales 45 mil fueron con destino a faena, 32 mil a engorde y 58 mil a reproducción. Hay una demanda muy firme por lanares, pero no hay oferta suficiente como para llenar un barco de 80 mil cabezas.

* Analista del mercado

Temas en esta nota