Renunció Tsipras, convocan a elecciones y se agudiza la crisis en Grecia

Lo confirmó el primer ministro heleno, en un mensaje en vivo por televisión. El contexto de la decisión son las divisiones de su partido, Srysa, como consecuencia de haber desconocido el mandato del plebiscito y aceptar el ajuste para obtener el rescate de la troika. Los nuevos comicios serían el próximo 20 de septiembre.

Por
Alexis Tsipras anunció que presentará su renuncia, allanando el camino para el adelanto de las elecciones al 20 de septiembre.

Alexis Tsipras anunció que presentará su renuncia, allanando el camino para el adelanto de las elecciones al 20 de septiembre.

20deAgostode2015a las17:15

El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, anunció hoy que presentará su renuncia al presidente del país, allanando el camino para el adelanto de las elecciones al 20 de septiembre, confirmó el premier heleno en un mensaje televisado a todo el país.

“El objetivo es celebrar elecciones el 20 de septiembre”, había anticipado una fuente gubernamental después de que Tsipras se reunió con los máximos funcionarios de su partido y sus ministros para debatir el próximo paso de su Gobierno.

Tsipras manifestó a los ciudadanos griegos que el mandato que le otorgaron en enero en las urnas se agotó y que el pueblo debe decidir ahora de nuevo y determinar si él y su equipo los representaron adecuadamente ante los acreedores internacionales, describe el portal Expansión, de España.

Según la publicación económica, la secuencia que se viene tendría las siguientes características: tras la presentación de la renuncia al presidente Pavlópulos, éste le encargará el mandato formar un nuevo gobierno en un plazo de tres días. Tsipras tiene la opción de devolver este mandato inmediatamente al presidente, lo que se estima como lo más probable.

En este caso, Pavlópulos encargará la formación de gobierno al presidente del principal partido de la oposición, el conservador Nueva Democracia y en caso de fracasar, el tercer líder que recibirá el mandato será el del partido neonazi Amanecer Dorado.

Si, como se espera, este último no pueda formar gobierno, al no obtener el respaldo del Parlamento, se convocará a los líderes políticos para explorar la posibilidad de constituir un gobierno de amplio apoyo.

Si esto tampoco se consigue, entonces se formará un Gobierno transitorio que tienen como único cometido la organización de las elecciones anticipadas en un plazo máximo de 30 días.

El primer ministro de este Gobierno debe ser uno de los presidentes de los tres tribunales supremos de Grecia.

La ruptura de Syriza

Alexis Tsipras había conseguido, tras aceptar un duro ajuste, la financiación necesaria para los próximos tres años (el monto puede llegar hasta los 86.000 millones), pero lo hizo a costa de desconocer el mandato que surgió en forma contundente del plebiscito, que él mismo convocó, donde un 60% de la población, contra el 40%, se pronunció contra las medidas de austeridad.

No era, sin embargo, el primer “mandato” anti ajuste. La propia llegada de Syrisa al poder mediante elecciones fue una expresión de rechazo por parte de la sociedad griega a los ajustes y medidas draconianas que exigían las autoridades comunitarias europeas, lideradas por Alemania, y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Analistas advertían, sin embargo, una contradicción en el programa del partido de izquierdas radical liderado por Tsipras: el planteo anti ajuste pretendía convivir con una posición pro euro, lo que para estos especialistas era incompatible.

La decisión de desconocer el resultado del plebiscito le costó la estabilidad de su Gobierno, la coalición entre Syriza y los nacionalistas conservadores Griegos Independientes.

El ministro heleno de Energía, Panos Skurletis, había afirmado hoy que las elecciones anticipadas se habían convertido en una opción necesaria por dos razones. Una es que Syriza ‘ha perdido poder y, por extensión, el Gobierno‘, y la segunda es una cuestión de ‘legitimidad democrática‘. ‘Syriza es el principal partido de un Gobierno que debe aplicar un programa distinto a su mandato‘, dijo.

De todas maneras, las últimas encuestas publicadas antes del periodo vacacional situaban a Syriza en cabeza, aunque de nuevo necesitaría el apoyo de un socio de coalición. Por eso, se especula con que la decisión de renunciar está determinada por la convicción de Tsipras acerca de que en septiembre obtendría un triunfo electoral, aunque en base a nueva configuración política de la alianza gobernante y, es de esperar, un nuevo programa más próximo a sincerar su posición sobre la economía, el euro, la UE y las negociaciones con la troika.

Temas en esta nota