Faena argentina: más machos, menos hembras

Mientras el procesamiento de machos en agosto fue 16% mayor que hace doce meses, la participación de hembras sobre el total retrocedió al 40%, el nivel más bajo en tres años. Un indicador que, junto a la evolución sostenida de los precios, ratificaría una nueva fase de retención.

Por |
Faena argentina: más machos, menos hembras
11deSeptiembrede2015a las17:03

En agosto, la emisión de guías para faena fue 3% menos que en julio y 5% más que en agosto anterior. Hay que recordar que la última semana del mes rigió un paro de comercialización ganadera que afectó el movimiento de haciendas.

Si se toman los primeros ocho meses del año, el incremento interanual es del 2%.

A su vez, el porcentaje de variación interanual para el último trimestre es +2% pero para los últimos 12 meses es de -1%.

También hay que tener en cuenta que las comparaciones interanuales comprenden a agosto de 2014, que fue el mes de mayor precio real desde mediados de 2012, por lo que en esa época la oferta estaba disminuida.

Desde hace tiempo venimos resaltando que, en épocas de cambios, las tendencias son menos claras y hasta pueden parecer contradictorias.

Los aumentos interanuales de este mes, del trimestre y de los 12 meses terminados en agosto se deben a una marcada mayor afluencia de machos. En efecto, los porcentajes correspondientes a éstos, para los mismos períodos, son de +16, +11 y +2.

El análisis por categoría no es muy concluyente ya que, al emitir las guías, puede haber confusiones entre terneros y novillitos o entre éstos y novillos, que sólo se dirimen con los datos de faena definitivos. No así en relación al sexo de los animales.

Expectativas favorables

Al mismo tiempo, los porcentajes de variación de hembras fueron de -9, -9 y -4. Como se ve, una gran dicotomía.

Esto permitió que agosto último fuera el mes con menor participación de hembras desde mayo’12, momento en que se estaba apagando la fuerte retención comenzada en 2010.

En agosto, las hembras representaron 40,1% del total, 6 puntos menos que 12 meses atrás y casi 4 puntos menos que el acumulado de 12 meses.

Esta sistemática oferta menor de hembras, que cumplió 11 meses ahora en agosto, tomando de a trimestres móviles, unido a un precio que ha logrado sostenerse pese a la alta inflación, aunque más no sea en un nivel históricamente intermedio, seguramente está indicando una voluntad para retener animales y proyectar un crecimiento de las existencias y, más adelante, de la producción.

En nuestra interpretación, la posibilidad de cambios favorables a partir de diciembre, con un nuevo gobierno, está impulsando este movimiento.

A su vez, la mayor oferta de machos puede ser el resultado de su menor ofrecimiento durante 2014, especialmente en el segundo semestre.

De ser así, esta tendencia debería ir apaciguándose en los próximos meses.

En los siguientes dos gráficos, se puede observar la evolución de los cambios interanuales, en forma trimestral y anual, para machos y hembras.

 

Estos números deben seguirse cuidadosamente hasta tanto se cuente con información sobre el resultado de la primera vuelta de las elecciones nacionales y el anuncio de medidas, generales y particulares, que realice el eventual ganador.

Temas en esta nota