Ecuación de quebranto conformada por costos altos y precios bajos

Proyecciones de resultados de todos los cultivos muestran quebranto ante una ecuación conformada por costos muy elevados en dólares en términos históricos y precios bajos para el productor.

Por |
Fuente: Márgenes Agropecuarios

Fuente: Márgenes Agropecuarios

16deOctubrede2015a las08:51

El cuadro adjunto muestra la proyección de resultados para la zona Sur de Córdoba sobre la base de los precios estimados a cosecha 2016, para girasol, maíz, soja, y trigo. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

Tal como surge del cuadro, las proyecciones de resultados de todos los cultivos muestran quebranto ante una ecuación conformada por costos muy elevados en dólares en términos históricos y precios bajos para el productor.

Productor local afronta enormes descuentos

En la ecuación de precios los mercados internacionales son bajos ante inventarios internacionales que son holgados, en momentos en que en EE.UU. se está cosechando con rindes muy altos por segundo año consecutivo. El productor local, que no es formador de precios, afronta además el enorme descuento de las retenciones a las exportaciones sobre el precio FOB, y un descuento adicional sobre el precio FAS teórico que es generado por el mantenimiento de cupos a la exportación.

La imposición de cupos en trigo y maíz provoca saldos excedentes en estos granos, que tampoco son consumidos o industrializados en el mercado interno. Ante esta realidad, tanto el consumo interno como la exportación compran de a cuentagotas y ofrecen precios que están por debajo de la paridad de exportación.

Muchos arrendatarios se retiraron del mercado por los quebrantos sufridos o achicaron la superficie. Para los arrendadores que aún no han podido arrendar la situación es compleja: aún hay campos sin arrendar. Bajaron mucho los valores de arriendo y hubo un aumento de contratos a porcentaje, sin adelantos a cuenta de la cosecha, cuando la mayoría de los arrendadores venía cobrando por adelantado en las últimas campañas.

Rindes de indiferencia

Campo propio

Para siembras en campo propio el "rinde indiferencia", o la cantidad de grano que se necesita para cubrir la totalidad de los costos, para los precios y costos que se muestran en el cuadro, es del orden de 

  • 54 qq/ha en trigo
  • 25 qq/ha en soja de 2ª
  • 86 qq/ha en maíz
  • 24 qq/ha en girasol
  • 35 qq/ha en soja de 1ª

Campo arrendado

En campo arrendado, en tanto, los rindes de indiferencia proyectados son de: 

  • 54 qq/ha en trigo
  • 24 qq/ha en soja de 2ª
  • 77 qq/ha en maíz
  • 24 qq/ha en girasol
  • 32 qq/ha en soja de 1ª

En vista de que los valores de arrendamiento bajaron, es más bajo el rinde de indiferencia en campo arrendado que en campo propio, donde los costos fijos aumentaron. Sólo el maíz en el rango alto del rinde escapa del quebranto.

El área de maíz va a caer fuertemente, y sólo mantendrán la superficie los productores que integran al maíz en la producción ganadera, ya sea en forma de silaje o grano.

La ecuación actual del agro no es viable, y es más grave en las zonas más alejadas de los puertos, como en el Sur de Córdoba. Sólo la eliminación de las retenciones al trigo, al maíz y al girasol, y una baja en las alícuotas de la soja, pueden revertir esta ecuación de quebranto.

Temas en esta nota