La recría: un eslabón perdido en la ganadería

De acuerdo a los dichos de Silvio Baiocco, si Argentina quiere crecer desde el punto de vista productivo, será necesario e imprescindible que se vuelva a dar importancia a la etapa de recría que se ha perdido.

Por
La recría a campo sigue siendo la alternativa más barata.

La recría a campo sigue siendo la alternativa más barata.

22deOctubrede2015a las14:30

Actualmente, en Estados Unidos se lleva el engorde del ganado hasta los 600 kilos, algo que en nuestro país es prácticamente impensado. No obstante, según el periodista Silvio Baiocco, esta situación podría empezar a cambiar: “Tenemos la sensación de que el productor argentino en algún momento va a ir por ese camino, quedándose más tiempo en el negocio para terminar los animales arriba de los 450 kilos, por lo menos”, afirmó.

Sin  embargo, para que esto ocurra resultará imprescindible que se “recree la etapa de recría que tanto se ha perdido”, sostuvo Baiocco en exclusiva con Carlos Misuraca de fyo, y agregó: “Esta instancia demanda la mitad de precio de lo que cuesta hacer un kilo de carne a corral y resulta ideal justamente para estirar ese ternero a un kilaje de 300, 320 o 330 kilos para poder hacer después un animal más pesado de 450 o 480 kilos a corral”.

Como si esto fuera poco, la recría a campo sigue siendo la alternativa más barata y “creo que va a ser el camino más adecuado ya que el país cuenta con espacio suficiente, producto de la caída del precio internacional de los granos; caída que me parece ha llegado para quedarse un par de campañas más”, expresó el periodista.

“Va a hacer falta financiamiento”

No obstante, Baiocco admitió que para pensar en estos cambios será primordial la intermediación del Estado como fuente de financiación para que aquel productor que abandonó la ganadería, pueda volver al rubro de manera paulatina y con el menor costo posible.

En este sentido, el periodista manifestó: “Es muy probable que aquel productor que se fue de la actividad también haya disuelto la infraestructura y aquí es donde va a tener que intervenir el Estado”, reflexionó, al momento que agregaba: “No hay crédito de la banca privada que pueda sostener el advenimiento de nuevos actores a la actividad ganadera. El Estado es el único capaz de motorizar un emprendimiento productivo con un par de años de gracia para que, desde el punto de vista biológico, ese productor pueda devolver lo que le han prestado en función de lo que produce”.

“Como la ganadería requiere de ciclos biológicos largos, el Estado va a tener que hacer un esfuerzo extra”, admitió.

Presente y futuro de la actividad ganadera

“Daría la sensación de que el productor que está comprando invernada hoy, está comprando expectativas”, explicó Baiocco en exclusiva, y agregó: “Está proyectando a que en un futuro no muy lejano, podría haber un cuadro de cambio en los precios de la hacienda con destino faena”.

A este respecto, el periodista aceptó que actualmente ya se está notando una merma en la oferta del gordo pero todavía no da el plafón necesario para que se registre un cambio sustancial de precios. ¿Por qué? “Porque en el otro extremo, está el consumidor con inconvenientes serios producto de la inflación y la erosión en su capacidad de consumo”. A esto se suman otras alternativas muy baratas y acomodadas como el pollo y el cerdo.

“Cuando Argentina tenga señales distintas de las que ha tenido en estos últimos años y los mercados se abran potencialmente como se le han abierto a Paraguay, Uruguay, Colombia y Brasil la realidad del sector va a empezar a cambiar”, concluyó.

Temas en esta nota