Cielos despejados en las áreas agrícolas principales

La estabilidad de las condiciones del tiempo se proyecta a toda la región pampeana. Masa de aire que se ha instalado en este comienzo de febrero no presenta carga de humedad suficiente.

Por
La foto satelital presenta un vasto dominio de cielos despejados en las áreas agrícolas principales.

La foto satelital presenta un vasto dominio de cielos despejados en las áreas agrícolas principales.

01deFebrerode2016a las08:57

Con temperaturas mínimas que se ubicaron por debajo de los 10ºC en el sur de la región pampeana y algunas neblinas dispersas en la provincia de BA, la estabilidad de las condiciones del tiempo se proyecta a toda la región pampeana. La masa de aire que se ha instalado en este comienzo de febrero no presenta una carga de humedad suficiente como para esperar lluvias en los próximos días. La foto satelital presenta un vasto dominio de cielos despejados en las áreas agrícolas principales.

Sólo sobre el NOA y las zonas semiáridas que se extienden hasta la región cuyana presentan coberturas nubosas, por cierto, escasamente desarrolladas y con baja chance de precipitaciones. De todos modos por corredores, en este sector la actividad puede aumentar durante la tarde. La situación meteorológica en esta primera jornada de febrero anticipa un escenario de estabilidad que no se modificará al menos hasta el sábado en la franja central.

Es posible que algunas lluvias menores durante el jueves sobre el sur de la región pampeana, anticipen el cambio en las condiciones del tiempo. Sin embargo por lo pronto, lo que domina es la estabilidad con un patrón seco que durante el mes de enero ha afectado principalmente a zonas del norte de BA, centro sur de SF y sudoeste de ER. El patrón de precipitaciones parece volcarse hacia una situación mejorada a partir del día sábado sobre la zona central del país, la clave será ver como las precipitaciones toman posición sobre áreas del este.

Los sistemas de alta presión han sido protagonistas determinantes del retroceso que mostraron las lluvias en la Mesopotamia y el este de la zona núcleo durante el mes de enero. Este comienzo de febrero, aún presenta una persistencia de aquel comportamiento.

Temas en esta nota

Seguí leyendo