La fruta no se recupera

Las industria de la fruta no levanta cabeza en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén. Se estima que en el primer trimestre del 2016 las exportaciones de fruta se mantuvieron al mismo nivel que en el 2015.

Por
La cosecha de este año caerá entre 30% y 50%.

La cosecha de este año caerá entre 30% y 50%.

07deAbrilde2016a las08:53

Las industria de la fruta no levanta cabeza en el Alto Valle de Río Negro y Neuquén. Se estima que en el primer trimestre del 2016 las exportaciones de fruta se mantuvieron al mismo nivel que en el 2015 que fue una temporada para el olvido. Y la expectativa para lo que resta del año tampoco es buena. Por otro lado, según informaron distintas cámaras productoras a Clarín, la actual cosecha fue un 50% más baja en manzanas y un 30% en peras por lo que en los meses siguientes podría haber escasez de fruta en el mercado interno y un alza de los precios.

Según un reciente informe de la terminal portuaria Patagonia Norte (San Antonio Este, Río Negro y Bahía Blanca), durante el primer trimestre de este año se exportaron 115.900 toneladas, apenas un 2% por encima que el año pasado. Divididas en 104.693 toneladas de peras y 11.207 toneladas de manzanas. El principal destino de las ventas fueron Rusia (31.000 toneladas), Italia (25.000), Estados Unidos (21.000) y Holanda (18.500). En tanto que Argelia, que el año pasado compró 10.000 toneladas, sólo absorbió 400 toneladas. Brasil en lo que va el 2016 apenas ha importado 1300 toneladas.

Para establecer una comparación, en 2013, que no fue un gran para el sector, en el mismo periodo se habían exportado 148.538 toneladas de fruta. Los productores además denuncian que colocar fruta en el mercado de Brasil es cada vez más complejo por los fuertes controles antiplaga que mantiene este país. En 2015 la Argentina colocó 12 mil toneladas de manzanas contra alrededor de 46.000 del 2014. “Estamos haciendo unas primeras evaluaciones. Gran parte de la cosecha se está terminando en esta semana seguramente. A nivel de producción, en algunos casos tenemos mermas por el tema del granizo, mientras que en otros fue natural, por cuestiones de la floración. Lo crítico fue la falta de financiamiento para encarar la cosecha, pero de a poco se ha ido desarrollando”, dijo Marcelo Loyarte, director de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI), en declaraciones a medios locales.

Desde las cámaras de productores del Alto Valle de Río Negro y Neuquén describen un panorama duro. La falta de presupuesto para completar todas las labores culturales de la actividad, el alto costo de la mano de obra, sumado al granizo y las plagas han provocado que en 2016 se coseche un 50% menos de manzanas y un 30% menos de peras. En un año “normal” en el Alto Valle se cosechan alrededor de 1.500.000 de toneladas de fruta pero en este podrían alcanzar apenas los 700 mil. Se espera que el mercado interno se lleve entre 350 y 400 mil toneladas y el resto vaya a exportación, indican los productores consultados.

“Pensábamos que algo podía cambiar en este periodo pero hay demasiados elementos que afectan a nuestro trabajo. El precio de producción escaló a los 4 incluso 5 pesos y muy pocos productores pueden vender a esos precios. Muchos prefieren mantener su chacra, nada más, o no hacer la cosecha y no venden”, le explicó a este diario Sebastián Hernández presidente de la Cámara de Productores de Allen que ayer estaba reunido con otros representantes fruteros en la localidad rionegrina.

Según aseguran los productores la cadena comercialización está atravesada por una profunda disparidad. Mientras en los supermercados de Neuquén el kilo de fruta se vende a 55 pesos, ellos reciben entre 2 y 3 pesos por kilo, por su parte el intermediario recibe entre 8 y 10 pesos por kilo. La empresas productoras de jugo pagan 0,70 centavos el kilo. Pero debido a la merma en la cosecha ya resulta difícil encontrar fruta para este destino. “A muchos ya no les conviene cosechar y ni hablar de usar frío que llegará a 3 pesos por kilo a fin de año si se sostiene la tendencia de precios”, explica Hernández.

Los fruteros mantendrán esta semana un encuentro con funcionarios nacionales de Agroindustria en Buenos Aires. Adelantaron que le pedirán al Gobierno nacional que se establezca un precio mínimo de comercialización que supere los 4 pesos por kilo.

Temas en esta nota

Seguí leyendo