La Argentina reafirma su fase de retención

Por primera vez desde 2012, las hembras representan menos del 40% del total procesado. También es una novedad el retroceso trimestral en los machos.

Por
10deMayode2016a las11:54

Luego de dos meses con señales de duda sobre la continuidad del proceso, la faena de abril consolida la tendencia de expansión del stock

Teniendo en cuenta que este abril tuvo un día hábil más que el del año pasado, el procesamiento diario resultó 16% más bajo. En ese sentido, si bien no se puede descartar la influencia de las lluvias generalizadas, siempre es muy difícil evaluar su impacto en la operatoria. 

 

La baja fue determinada por el mantenimiento en la reducción de la faena de hembras, que lleva dos años y medio, y por haberse agregado un trimestre móvil negativo en la comparación interanual para los machos. Esta última situación se da tras 13 meses consecutivos en que el procesamiento se mantuvo por encima del mismo período del año precedente.

Cabe destacar que cuando Valor Carne analiza la faena correspondiente a febrero y a marzo últimos, en ambas oportunidades se comentó que había ciertos signos que podían estar significando un freno en la fase de retención. Los números de abril hacen descartar esta hipótesis, al menos por el momento.

Otro indicador de la potencia con que bajó la faena en abril es el porcentaje de hembras en el total. Tras haber retrocedido sostenidamente desde mediados de 2014, cuando acusó más de 46%, hasta ubicarse en el entorno de 41% en mayo de 2015, se mantuvo zigzagueando alrededor de este porcentaje por casi un año. En abril fue la primera vez que descendió por debajo de 40% y hay que remontarse hasta mayo de 2012 para encontrar un nivel semejante.

Las diversas variables se van terminando de alinear para que no queden dudas de que estamos transcurriendo una fase de retención. Sólo falta que la comparación interanual en la faena de machos para 12 meses móviles pase a terreno negativo, lo que todavía tomará algunos meses para alcanzar.

Claro que hay otras variables que podrían ayudar a establecer con más precisión el punto del ciclo ganadero que se atraviesa como, por ejemplo, el peso medio de la faena. Lamentablemente, esta información no está disponible, al menos de manera tan inmediata, aunque existen planes concretos en el área de Agroindustria para difundir más información al respecto y más prontamente.

 

En síntesis, un fuerte ajuste en la faena total en abril, la disminución en la faena de machos y el menor porcentaje de hembras en el total están alineando los planetas alrededor de la convicción de estar recorriendo una fase de retención de hacienda y, por ende, de expansión del stock.

Será interesante comparar la faena del presente mes de mayo con la de hace un año, ya que ambos tendrán la misma cantidad de días hábiles. 

Temas en esta nota

Seguí leyendo