Novillo Mercosur: valores sostenidos en toda la región

La suba más notable fue en Uruguay. En Brasil y en la Argentina hubo leves aumentos de los precios en dólares por efecto cambiario.

Por
Paraguay se mantuvo estable pero se esperan incrementos.

Paraguay se mantuvo estable pero se esperan incrementos.

23deMayode2016a las09:00

El fortalecimiento de las monedas locales registrado en los últimos diez días, generó subas de los precios en dólares del novillo en Brasil y la Argentina. Solo Paraguay se mantiene estable, aunque se esperan incrementos a la brevedad.

El cambio más notable se dio en Uruguay, donde las cotizaciones de la hacienda subieron 8 centavos hasta los U$S 2,92 por kilo. Los productores convalidaron esta mejora aumentando sus ventas, lo que redundó en una mayor faena.

Así, en la semana terminada el 13 de mayo el procesamiento se ubicó algo por encima de las 40 mil cabezas, 6% más que el promedio de las diez anteriores aunque 17% por debajo del mismo promedio del año pasado.

En Brasil, la revaluación del real (pasó de 3,53 a 3,48 por dólar) potenció la muy pequeña alza de la hacienda en reales, llevando a un aumento de 4 centavos en la moneda norteamericana, hasta los U$S 2,95 por kilo.

En tanto, las exportaciones brasileñas en los primeros 15 días de mayo siguen mostrando imágenes contrapuestas. Si bien el promedio diario de embarques resultó 12% mayor al de hace 12 meses, manteniendo una recuperación desde los bajos niveles del año pasado, el precio FOB se ubica 7% por debajo del de aquel momento.

En Paraguay, el precio de los novillos aptos para UE se mantuvo en U$S 2,85, pero hay tensiones que indican la posibilidad de inminentes aumentos, como el inicio de la faena kosher para Israel.

En el caso de la Argentina, no hubo movimientos de precios en los ofrecimientos de las industrias para el novillo pesado  y con trazabilidad, pero una nueva revaluación del peso, del 0,5%, elevó su precio en dólares en casi 2 centavos, ubicándolo en U$S 3,38 por kilo. De esta forma, quedó 16% por encima del promedio ponderado de sus socios de la región.

En cuanto a la oferta de animales, la situación es diversa. Mientras que en la provincia de Buenos Aires los compradores perciben que se está agotando la buena disponibilidad de animales pesados, en las zonas más afectadas por las lluvias piensan que todavía se sienten las consecuencias del atraso provocado por el clima.

Por ese motivo, es factible pronosticar que una vez que este fenómeno se haya agotado, el faltante de gordo se hará sentir más aún.

Finalmente, destacamos que el precio en los otros tres países ganaderos del Mercosur sigue con un gran alineamiento, con sólo 4% de diferencia entre el mayor (Brasil) y el menor (Paraguay)

Temas en esta nota

Seguí leyendo