Estrategias para superar el déficit forrajero

Las intensas precipitaciones ocurridas en el mes de abril, superiores a la media anual, y la baja tasa de crecimiento del pastizal natural, característico del período otoño invernal, provocaron un déficit en la disponibilidad del forraje para el suministro a los animales.

Por
Recomendaciones para evitar el déficit forrajero.

Recomendaciones para evitar el déficit forrajero.

04deJuniode2016a las12:31

Según explicó la Ing. Agr. Lucrecia Lezana, profesional del grupo de Sistemas de Producción y Economía del INTA Paraná “en este momento estamos frente a la confluencia de dos factores problemáticos. Por un lado, las intensas precipitaciones que sufrimos en el mes de abril pasado donde estuvimos en casi 1.200 mm en apenas un mes. Lo que produjo graves consecuencias sobre el sector productivo y específicamente sobre la ganadería por el anegamiento de grandes superficies de pastizales naturales bajo monte que están desaprovechados porque el productor no puede acceder a ellos.

Sumado a que estamos en un período donde la tasa de crecimiento del pastizal se reduce, las temperaturas bajan porque los días se acortan y la mayoría de las especies que componen nuestros pastizales son especies de verano por lo que habitualmente tenemos un déficit forrajero en esta época del año. Se ha perdido superficie accesible de pastizal y además porque en los casos en que se puede acceder, el pastizal se ha deteriorado por el tiempo que ha permanecido sumergido, entonces la calidad es muy baja”.

Recomendaciones

“Tratar de estimar qué superficie accesible tenemos. Esto es lo que siempre recomendamos con o sin agua. Luego estimar qué disponibilidad de forraje hay y tratar de adecuar la carga lo mejor posible” señaló la Ing. Lezana.

Para superar este período invernal que son aproximadamente 100 días se debería  contar con una disponibilidad de pastizal de unos 1.800 kg MS/ha. Esto permitiría soportar una carga de 0,6 vacas por hectárea.

“Ésta sería una carga adecuada, apropiada para el mantenimiento de la vaca de cría en el período crítico. En caso de no contar con esta disponibilidad,  se tendría que pensar en suplementar con otros recursos forrajeros. En ese caso recordar que una vaca seca en mantenimiento en este período del año debería estar recibiendo aproximadamente 1 kg de grano (maíz, sorgo); además de 1 kg de poroto de soja y 4 kg de algún heno o rollo. Con esto se podría armar una dieta para suplementar a las vacas durante este período invernal. Teniendo en cuenta las condiciones en las que se produjo la cosecha de soja, probablemente esta leguminosa no pueda ser vendida como grano y pueda así incorporarse como forraje a la dieta animal” indicó la especialista.

Si los productores deciden incorporar a la dieta porotos de soja, tienen que tener especial cuidado en qué condiciones se encuentra el grano, porque debido a las intensas precipitaciones, hay una proliferación de hongos que generan micotoxinas.

Lezana explicó “si bien el poroto de soja es un alternativa porque brinda energía y proteína en esta época del año, hay que tener precaución con la concentración de micotoxinas, que alteran el metabolismo del animal. La detección se hace mediante análisis de laboratorio. Si nos encontramos en niveles de micotoxinas que puedan llegar a generar problemas, la recomendación es que no se brinde ese grano a los animales y tratar de encontrar otras fuentes como son el grano de maíz y suplementarlo con rollo o heno o el forraje que pueda brindar el campo natural”.

Condición corporal de los animales

“La difícil situación obliga a priorizar el  mantenimiento de la vaca de cría con los recursos forrajeros disponibles. Otra alternativa a la que se puede recurrir es reducir la demanda animal, tratando de eliminar las categorías improductivas. En el caso de los rodeos de cría, estas categorías son las vacas con fallas de preñez. Si se eliminan esas categorías, se puede reducir la demanda forrajera y equilibrar así el balance forrajero (la relación entre oferta de forraje y demanda animal), que en este período del año está en una seria situación. Estamos tratando de brindar herramientas técnicas para superar el difícil momento que estamos atravesando” enfatizó la profesional del INTA Paraná.

La información está disponible y existen recomendaciones por parte del INTA y de sus agencias de extensión, además de la información incorporada en la página web.  

Temas en esta nota

Seguí leyendo