Legumbres: buenas por donde se las mire

Los beneficios de las legumbres no sólo radican en su aporte a las rotaciones sino también en las ventajas nutricionales que tienen al consumirlas. De la mano de dos especialistas en la materia, analizamos la producción y consumo de legumbres en nuestro país.

Por |
Si bien la producción de legumbres no es tan baja como puede creerse

Si bien la producción de legumbres no es tan baja como puede creerse

06deJuniode2016a las14:13

Una vez más, la Bolsa de Comercio de Rosario fue sede de la Jornada Nacional de Legumbres y, como siempre, expertos en la materia se encargaron de analizar la importancia de incluir estos cultivos en las rotaciones y en la dieta.

En este sentido, dialogamos en exclusiva con el Ing. Martín Rosenkjaer, representante de la Cámara de Legumbres de la República Argentina (CLERA), y con la Ing. Agr. Belén Agosti, de Chacra Pergamino de Aapresid, quienes defendieron la producción y consumo de legumbres “a capa y espada”.

2016: Año Internacional de Legumbres

“En el 2013 la FAO y la ONU declararon este año como el Año Internacional de Legumbres, por la importancia que creen que tienen estos cultivos a nivel global para la salud y para el hambre en el mundo”, manifestó en entrevista exclusiva el Ing. Rosenkjaer, y agregó: “De más está decir que también hay un interés comercial porque lo que se busca es mejorar las relaciones entre los países para comercializar muchas más legumbres”.

Para ello, el especialista no sólo hizo hincapié en la necesidad de que se eliminen las barreras arancelarias que traban la comercialización, sino que también haya un cambio a nivel cultural que permita detectar los beneficios de producir y consumir legumbres.

¿Cuánto producimos?

Al ser consultado por el área sembrada con legumbres, el representante de CLERA explicó: “En nuestro país producimos todo lo que podemos producir. Debemos tener en cuenta que las legumbres tienen zonas de producción complicadas”.

Y agregó: “El garbanzo y la arveja, pueden hacerse en mayores zonas del país, pero si no se hacen es netamente por motivos culturales y por las facilidades de producción que presenta el cultivo de soja. El norte del país era una región casi exclusiva de producción de legumbres pero la llegada de la oleaginosa y, sobre todo, de la soja transgénica, ocasionó que estos productos se vieran relegados”.

Ventajas

Quien se encargó de detallar los beneficios de incluir las legumbres en las rotaciones fue la Ing. Agosti, quien los dividió en tres:

  • Aporte de carbono: “Si bien comparativamente con otros cultivos, la arveja aporta menos carbono, la ventaja que tenemos es que eso se suma al cultivo de verano que hagamos después. Si vamos a hacer un maíz, hacer una arveja de invierno sumará unos 200 kilos de carbono extra”.
  • Aporte de nitrógeno: “Las legumbres aportan nitrógeno a través de la fijación biológica; por lo tanto, hacer una gramínea posterior a esa leguminosa nos da el beneficio de contar con un plus de nitrógeno en el suelo y ahorrar en la aplicación de fertilizante para la gramínea siguiente”.
  • Consumo de agua: “La arveja, por ejemplo, nos deja el lote en una situación hídrica mucho mejor para la siembra del maíz”.

¿Y cuánto consumimos?

Si bien la producción de legumbres no es tan baja como puede creerse, el consumo de las mismas realmente deja bastante que desear. Y así pareció expresarlo Rosenkjaer: “Tenemos un problema cultural, pero también hemos dejado de lado la tradición de consumir otras cosas o de probar otras cosas”.

Por otro lado, y de acuerdo a los dichos del especialista de CLERA, las legumbres tiene ciertos aspectos que las vuelven más complicadas aún a la hora de consumirlas: “Hay que remojarlas, por lo general, toda la noche, requieren más de 40 minutos de cocción y además hay muchas personas que no cuentan con gas natural para darse el lujo de realizar cocciones tan extensas”.

En pocas palabras, teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto y la intensidad de vida del siglo XXI, no es casual que el consumo de legumbres sea tan escaso: “No tenemos tiempo de cocinarlas. Las legumbres se volvieron una comida de fines de semana o feriados”.

Beneficios nutricionales

Así y todo, nos parece relevante enumerar los beneficios que trae aparejada la incorporación de las legumbres en las dietas:

  • Aportan proteínas
  • Son baratas
  • Beneficios para el corazón
  • Beneficios para la obesidad
  • Posibilidad de ser consumidas por los celíacos
  • Beneficios para los diabéticos
  • Ayudan a bajar el colesterol

De esta manera, y en resumidas cuentas, no queda más que decir que las legumbres, tanto para producirlas como para ingerirlas, son buenas por donde se las mire.

Temas en esta nota

Seguí leyendo