Trabajadores de Cresta Roja reclaman por cesantías

Cortan la ruta 205 en Ezeiza; Macri había ido a la planta para anunciar el veto a la ley antidespidos.

Por
Trabajadores de Cresta Roja reclaman por cesantías.

Trabajadores de Cresta Roja reclaman por cesantías.

08deJuniode2016a las09:30

Paradojas de la política. Casi tres semanas después de que Mauricio Macri se rodeara de ellos para anunciar el veto a la ley antidespidos y reivindicar, así, su política de "protección del empleo", trabajadores de Cresta Roja reclamaron ayer la reincorporación de operarios despedidos y mejoras salariales.

Lo hicieron con un corte en la ruta 205, a la altura de Ezeiza, desde poco después de las 3 que anoche, al cierre de esta edición, seguía en pie.

Los trabajadores exigen reubicar en sus puestos a 2500 operarios que fueron desplazados por la anterior administración, en diciembre del año pasado, después de que se decretara la quiebra de Cresta Roja.

"Queremos la reincorporación de los 2500 compañeros, que se les reestablezca la obra social que les cortaron hace 48 horas y que los Repro pasen de $ 6000 a $ 10.000", enumeró a LA NACION Adolfo Silvio Etcheún, referente del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Carne y sus derivados (Sicgba), uno de los cinco gremios que conviven en Cresta Roja.

Los Repro (Reproducción Productiva) son subsidios que el Estado entrega temporalmente a empresas en situación de crisis o que atraviesan dificultades coyunturales. En este caso, los $ 6000 corresponden al sueldo que cobran los trabajadores que fueron desplazados, que hoy no tienen trabajo y que el Gobierno se comprometió a reincorporar en los próximos meses, en la medida en que aumente el nivel de producción.

Según fuentes gremiales, en la empresa avícola quebrada, que ahora es operada por orden judicial por un consorcio de firmas encabezado por Ovoprot Internacional, se reincorporaron hasta abril 687 empleados.

Ese número difiere sustancialmente del que ayer difundieron desde el Gobierno. Fuentes del Ministerio de Producción indicaron a LA NACION que, desde que se inició el proceso de recuperación de la empresa, reingresaron 1433 personas, incluso más que las 1300 previstas originalmente. "La absorción [de trabajadores] fue mayor de la anunciada y el proceso de faena se está cumpliendo según lo planeado", detallaron. Hoy en Cresta Roja se faenan 180.000 pollos diarios. Afirmaron además -también lejos de los cálculos gremiales-, que los empleados que resta reincorporar son 1580 y no 2500.

Escenario del primer veto

El 20 de mayo pasado, Macri eligió la planta de Cresta Roja en Esteban Echeverría, y a sus empleados, para escenificar el anuncio de que vetaría la ley antidespidos que el día anterior el Senado había aprobado por amplia mayoría. "Es una propuesta que no acompaña el contexto actual, en el que la enorme mayoría de las empresas nacionales y extranjeras han manifestado su vocación de crear puestos de trabajo en lugar de reducir personal, porque confían en el potencial de la República Argentina en esta nueva etapa y apuestan por el país", dijo ese día el Presidente sobre la norma que acababa de sepultar.

En Cresta Roja coexisten trabajadores y conducciones de cinco sindicatos. Además de los dos gremios de la industria de la carne (donde además hay representantes de la izquierda), tienen allí injerencia los ruralistas de Uatre (Gerónimo Venegas), Alimentación (Rodolfo Daer), donde también talla la izquierda, Camioneros (Hugo Moyano) y Molineros (Rubén Lafuente).

La protesta de los trabajadores de Cresta Roja transcurrió de manera pacífica, aunque bajo la mirada atenta de agentes de la Policía Bonaerense y de la Gendarmería Nacional, que custodiaron la ruta desde temprano.

Los operarios prometen permanecer allí "todo lo que sea necesario". El petitorio que presentaron a los gobiernos nacional y bonaerense incluye 2500 bolsones de comida y 2500 garrafas sociales. "Vamos a quedarnos hasta que aparezca alguien. O Macri o [María Eugenia] Vidal tienen que darnos respuesta", concluyó Etcheún.

Temas en esta nota

Seguí leyendo