Impacto de las lluvias en el centro norte de Santa Fe

En el centro norte de Santa Fe, nuevas lluvias revivieron las complicaciones para las labores de siembra y cosecha. Advierten que área de trigo podría pasar al maíz o girasol.

Por
Escenarios repetidos y complicaciones que se suman.

Escenarios repetidos y complicaciones que se suman.

06deJuliode2016a las11:58

Segunda semana consecutiva con inestabilidad climática, precipitaciones, ambiente muy húmedo, lloviznas, días nublados con escasas a nulas horas de sol en el centro norte de Santa Fe, sumando escenarios a los se observaron no hace mucho tiempo. De esta forma se paralizando en su totalidad los procesos de cosecha y siembra.

Esta realidad afrontada por los productores y el sector agropecuario, suma complicaciones y nuevos replanteos, planificaciones y/o cambios de opciones (otro cultivo). Este contexto "incidirá directamente en un decrecimiento en la intención de siembra de fina (trigo) de ciclos cortos de esta campaña, ante las estimaciones y expectativas realizadas a comienzo de la misma", señalaron desde la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

A media que pasaron los días se acercó el fin del período óptimo de siembra y al no poder concretarse porque las condiciones en los escenarios fueron desfavorables (encharcamientos, suelos saturados a sobresaturados), se plantearon posibilidades de remplazarlo por cultivos de maíz y girasol para esta nueva campaña.

Labores de siembra

El proceso de siembra del trigo en el centro norte de Santa Fe continuó interrumpido por las condiciones ambientales de la semana comprendida entre el 29 de junio y el 5 de julio de 2016. Se había logrado un avance del 40% sobre la intención de siembra de esta campaña, lo que representa unas 126.000 hectáreas sembradas.

Lote de trigo, en pleno desarrollo sin inconvenientes, en el centro sur del departamento San Martín.-

La siembra solamente se pudo concretar en posiciones topográficas de lomas altas y medias y en pendientes altas y medias, las cuales permitieron que los cultivares implantados presentara una buena a muy buena germinación, en pleno desarrollo y sin problemas en este período húmedo.

Labores de cosecha

El proceso de cosecha estuvo paralizado por las condiciones climáticas. Había experimentado un progreso del orden del 28%, es decir unas 24.570 hectáreas, con un 22% de retraso interanual.

Se recuerda que los rendimientos promedio obtenidos en la semana fluctuaron entre los 65 y 85 qq/Ha, con un máximo de 95 qq/Ha, en algunos lotes puntuales.

Lote de maíz de segunda, en estado fenológico reproductivo, R6 (madurez fisiológica), a la espera de ser cosechado, en el norte del departamento San Jerónimo.-

 

Para el final de la campaña, se estimó un rendimiento promedio de 82 a 85 qq/Ha.

Temas en esta nota

Seguí leyendo