La ley de maquinaria agrícola fue muy bien recibida en Córdoba

El avance en el Senado del “Régimen de Fortalecimiento de la Producción de maquinaria agrícola y agropartes de Industria Nacional” fue muy bien recibido en Córdoba.

Por |
La devolución del beneficio puede tardar hasta seis meses.

La devolución del beneficio puede tardar hasta seis meses.

15deJuliode2016a las11:41

El avance en el Senado del “Régimen de Fortalecimiento de la Producción de maquinaria agrícola y agropartes de Industria Nacional” fue muy bien recibido en Córdoba, donde se fabrica aproximadamente el 30 por ciento de las agromáquinas de origen argentino. Así lo reflejaron en consultas realizadas por La Voz los titulares de tres de las compañías cordobesas más importantes:

  • Rossana Negrini, de Agrometal
  • Raúl Giai Levra, de Pauny
  • Luis Dadomo, de Metalfor

¿De qué se trata?

En concreto, el proyecto, que ahora pasó a la Cámara de Diputados, le da rango de ley y una vigencia por diez años al bono fiscal del 14 por ciento sobre el precio de venta de una máquina, que hasta ahora se establece por decreto presidencial y se actualiza semestralmente. La propuesta, elaborada por el senador del PJ, Omar Perotti, impone que para poder acceder al beneficio las empresas tienen que integrar como mínimo un 60 por ciento de partes nacionales y otorga beneficios para las que aumenten esa proporción: hasta cuatro puntos más para las que lleguen hasta el 90 por ciento.

También amplía el porcentaje del bono si se incrementan las exportaciones: desde dos puntos “extras” si el comercio exterior representa hasta el cinco por ciento de la facturación, hasta 10 puntos más si las exportaciones suponen más del 40 por ciento de los ingresos totales.

Los ejecutivos consultados coincidieron en remarcar el hecho de que el proyecto, en caso de sancionarse definitivamente, brindaría más previsibilidad. Y que el porcentaje de integración nacional es absolutamente cumplible.

Reacciones

“Siempre es mejor tener previsibilidad y es muy bueno el aliento para exportar. En nuestro caso, la integración nacional supera ampliamente el 60 por ciento, no tenemos prácticamente nada de componente importado”, subrayó Negrini. Y añadió: “Además, es un lindo incentivo que se nombre a la maquinaria agrícola como industria estratégica. Significa que estamos en el radar, que nos dan importancia, que estamos conectados”.

Giai Levra destacó también que, en la mayoría de los productos de Pauny, el porcentaje de agropartes nacionales es superior al 60 por ciento y que lo más importante es el horizonte de previsibilidad. “El porcentaje del bono no es el tema, sino saber que hay un incentivo con estabilidad en el tiempo y que ahora no tenemos que estar con la incertidumbre, esperando a ver si lo prorrogaban o no para poder realizar las operaciones”, evaluó.

Aunque las pulverizadoras autopropulsadas tienen más componentes importados que las sembradoras o los tractores, Dadomo también sostuvo que superan 
el límite mínimo de partes nacionales.

Sobre el proyecto, lo comparó con lo que sucede en Brasil: “Ellos nos exigen hasta la mano de obra brasileña, no sólo los componentes”. Para Metalfor, una buena oportunidad es el beneficio por incrementar exportaciones: el año pasado, alrededor del 15 por ciento de sus ventas fue a parar a mercados externos, aunque Dadomo advirtió que este año las ventas foráneas están más complicadas.

Bono fiscal “demorado”

Piden más celeridad. La devolución del beneficio puede tardar hasta seis meses.

El único reclamo empresario es que el bono se devuelva con mayor celeridad. Giai Levra estimó la demora en 90 días y Negrini dijo que tuvo casos de hasta seis meses. Esto significa un costo financiero, ya que las empresas venden con el descuento, pero si el bono es retribuido tarde pierde poder de compra por efecto de la inflación.

Temas en esta nota

Seguí leyendo