Clima bajista y demanda alcista

Seguimos trabajando en el mercado de granos con mucha volatilidad. En medio de la definición de rindes norteamericanos, que prometen estar en niveles muy elevados.

Por |
Compradores aprovechan para asegurarse maíz y soja con precios más bajos de lo esperado.

Compradores aprovechan para asegurarse maíz y soja con precios más bajos de lo esperado.

08deAgostode2016a las09:17

Seguimos trabajando en el mercado de granos con mucha volatilidad. En medio de la definición de rindes norteamericanos, que prometen estar en niveles muy elevados, y una demanda internacional que ante los valores más bajos se mostró mucho más activa.

En lo que hace al clima norteamericano, seguimos sin amenazas: si bien las temperaturas han sido elevadas y no se dieron lluvias copiosas, lo cierto es que fueron llegando aportes menores pero periódicos, que permitieron al maíz prácticamente completar la floración sin problemas, mientras que si bien en soja todavía hay cierta incertidumbre, los pronósticos ya llegan hasta fines de agosto con calor pero también precipitaciones

Frente a esto tenemos a fondos especulativos que apostaron a algún tipo de problema climático y el mismo no se está dando. La posición comprada de maíz fue revestida hace tiempo y ahora es el turno de la soja

En este escenario parece difícil engendrar alzas, pero la volatilidad se nutre de rebotes técnicos y una mayor demanda externa.

Los compradores aprovecharon la oportunidad para asegurarse más maíz y soja en la baja, y ante exportaciones de maíz que ya superan en 1 % el objetivo para el 15/6 del USDA y en más de 7% a las de soja, los nuevos negocios empujan.

De hecho llamo la atención que en las últimas siete ruedas todos los días el USDA publicaba nuevos negocios dentro de su esquema diario de alerta que se dispara por operaciones de más de 100.000 tt

Más adelante, cuando dejemos de discutir rindes y la presión de cosecha pase en EE.UU., otros factores irán asomando: como la demanda, las perspectivas sudamericanas e incluso los comentarios que empiezan a asomar de problemas con el maíz de Rusia y Ucrania, países que cobraron importancia en las exportaciones internacionales en los últimos años.

En lo que respecta al trigo, las noticias desde Francia siguen causando alarma. La calidad de cultivos sigue a la baja y también ocurre algo similar con Alemania y otros países de la región. Pero para compensar, tanto la zona del Mar Negro como Australia muestran mejores perspectivas. 

En tanto los valores locales siguen muy firmes, con atrasos todavía importantes en la trilla de maíz y menor ritmo de ventas en soja. Esto ha llevado a que el diferencial contra Chicago quede muy desfasado y se volvieran interesantes los negocios de basis. Esto es a fijar por Chicago menos o más un diferencial. 

En tanto en trigo la siembra avanza muy lentamente. Falta todavía un 8% de la siembra nacional, pero hay amplias chances de que no se termine de sembrar toda la intención. Si esto se confirma los valores locales podrían mejorar por temor productivo. Pero no debemos perder de vista que la presión de cosecha en este mercado suele ser muy grande, y generar bajas significativas. Por eso veremos como se define el área de siembra pero luego deberemos vender más activamente.

(*) Del centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral.

Temas en esta nota

Seguí leyendo