Coberturas de precios cobran importancia

Aunque relativamente pocos productores las utilizan, las coberturas de precios en el mercado de futuros cobran importancia. Mirá la proyección de resultados para la zona Sur de Córdoba.

Por |
Coberturas de precios cobran importancia en el mercado actual.

Coberturas de precios cobran importancia en el mercado actual.

12deAgostode2016a las11:07

El siguiente cuadro muestra la proyección de resultados para la zona Sur de Córdoba sobre la base de los precios estimados a cosecha 2017, para girasol, maíz, soja, y trigo. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

El mercado de granos mostró, en las últimas semanas, movimiento de precios hacia la baja en los granos de soja y maíz.

La causa está en la evolución de cultivos en EE.UU. con un clima que viene mostrando temperaturas por encima de lo normal, y lluvias que si bien han sido irregulares en su distribución, están proveyendo de forma adecuada a los cultivos de soja y maíz, con pronósticos al inicio de la campaña que esperaban lluvias por debajo de lo normal.

El mercado se está posicionando frente al informe mensual del USDA que se emitirá mañana, con las proyecciones de producción y de oferta y demanda mundial

En el último mes las cotizaciones a futuro en el MAT para la posición abril/17 en maíz bajó 9 u$s/t (147 vs. 156 u$s/t), mientras que la soja mayo/17 bajó 11 u$s/t (262 vs. 273 u$s/t).

Precios y rindes de indiferencias

Los movimientos de precios afectan los rindes de indiferencia que es necesario obtener para cubrir los costos totales de producción. Las bajas mencionadas en las cotizaciones a cosecha implican un aumento de 1 qq/ha en el rinde de indiferencia que es necesario obtener en soja tanto en campo propio como en campo arrendado. Para el maíz esta baja aumenta en 3 qq/ha el rinde de indiferencia en campo propio y en 4 qq/ha en campo arrendado. Para en siembras en campo propio, los "rindes de indiferencia" se proyectan en

  • 40 qq/ha en trigo
  • 16 qq/ha en soja de 2ª (vs 15 qq/ha un mes atrás)
  • 61 qq/ha en maíz (vs 58 qq/ha)
  • 15 qq/ha en girasol
  • 22 qq/ha en soja de 1ª ( vs 21 qq/ha un mes atrás)

En campo arrendado, en tanto, los rindes de indiferencia proyectados son de

  • 47 qq/ha en trigo (vs. 48 qq/ha un mes atrás)
  • 19 qq/ha en soja de 2ª (vs. 18 qq/ha)
  • 75 qq/ha en maíz (vs. 71 qq/ha hace un mes)
  • 19 qq/ha en girasol (no hubo movimientos)
  • 28 qq/ha en soja de 1ª (vs. 27 qq/ha un mes atrás)

En trigo, las proyecciones muestran quebranto. El maíz en campo propio, que viene de proyecciones más altas que las de soja de 1ª en los últimos meses, ahora muestra proyecciones más bajas que las de la oleaginosa. En campo arrendado sucede lo mismo.

En un contexto de mercado climático como el actual, las coberturas de precios en el mercado de futuros cobran importancia, aunque relativamente pocos productores las utilizan.

Estos cambios en las proyecciones seguramente motorizarán modificaciones en los planes de siembra, aunque es previsible que el área de maíz aumente respecto de la última campaña y baje el área de soja.

Temas en esta nota

Seguí leyendo