Uruguay: cerró la cosecha de soja con una importante merma productiva

La cosecha de soja 2015/2016 en Uruguay culminó con una disminución de 30% en la producción contra la anterior campaña. Un conjunto de factores determinaron "una zafra muy pobre".

Por
Cosecha de soja culminó con caída de 30% en la producción.

Cosecha de soja culminó con caída de 30% en la producción.

17deAgostode2016a las10:13

Según datos divulgados ayer por la consultora Deloitte, la cosecha de soja 2015/2016 en Uruguay culminó con una disminución de 30% en la producción contra la anterior campaña.

Durante un encuentro organizado por la Mesa Tecnológica de Oleaginosos (MTO) en la Cámara Mercantil de Productos del País (CMPP), donde presentó un estudio para el Observatorio Oleaginosos Uruguay, Deloitte estimó que la cosecha alcanzó a 2,4 millones de toneladas en el vecino país, con un rendimiento promedio de 1.900 kilos por hectárea.

El cultivo de la soja se vio afectado en enero pasado por una sequía y, al momento de la cosecha en abril, por un exceso histórico de lluvias, lo que mermó el rendimiento de los cultivos. El 84% de la soja necesitó ser secada porque tenía un promedio de humedad de 16,9% cuando los silos ponen un tope de 14% para aceptarla.

Impacto en la economía uruguaya

Demostraron que el sector oleaginoso, pese al descenso del valor bruto de la producción, continuó generando impactos relevantes en la economía uruguaya. Demandó insumos y servicios agrícolas por US$ 400 millones, pagó rentas de US$ 160 millones y destinó US$ 180 millones adicionales a servicios de transporte, acondicionamiento de granos y comercialización.

Además aseguraron que es clave para mantener 14.200 empleos, incluyendo trabajadores agrícolas, transportistas y proveedores de servicios para este sector.

Las exportaciones de la oleaginosa rondarían los US$ 820 millones, lo que marca una caída de 30% frente a la campaña pasada; aún así, la soja continúa entre los tres principales productos de exportación de Uruguay, detrás de la carne y la celulosa. El director de Deloitte, Pablo Roselli destacó a El Observador el conjunto de factores que determinaron "una zafra muy pobre".

Perspectivas para la soja en Uruguay

Las perspectivas para la oleaginosa en la próxima campaña son más auspiciosas considerando que los precios habrían llegado a un piso y que se están reduciendo los costos, lo que marcará un panorama más alentador que los dos últimos ejercicios, de acuerdo a los datos manejados en la tercera edición del Observatorio Oleaginosos Uruguay que fue presentado ayer.

"Quedó claro que las perspectivas del próximo ciclo han mejorado notoriamente", destacó a El Observador el director de Deloitte, Pablo Roselli, luego de presentar un trabajo sobre los resultados de la zafra 2015/2016.

En materia de precios, es de esperar que en la nueva campaña se registren valores similares a la última cosecha, pero los costos de producción vienen bajando, si bien no todo lo rápido que se necesitaría. Por lo tanto, en condiciones climáticas normales se debería "proyectar una producción notoriamente mayor sobre un área agrícola similar con mejores rendimientos y eso debería conducir a resultados por lo menos aceptables para los productores", sostuvo Roselli.

Fuente: El Observador, El País

Temas en esta nota

Seguí leyendo