Una oportunidad para la ganadería intensiva

Un empresario que elabora productos naturales cuenta cómo los utiliza desde hace años en su feedlot para controlar aflatoxinas.

Por
Valorizan maíces afectados por hongos.

Valorizan maíces afectados por hongos.

24deAgostode2016a las15:41

Este año, con el exceso de lluvias registrado en la zona central del país, los maíces están pasados de humedad y son susceptibles de contaminarse con los hongos que producen micotoxinas. Estos compuestos tóxicos pueden inhabilitar el uso de los granos como alimento para el ganado, ya que afectan el consumo y ponen en peligro la salud animal.

En este contexto, Ricardo Villar, ingeniero agrónomo especializado en nutrición, al frente del feedlot Maeti Pecuaria, de Baradero, y de la empresa Agri Suppliers, elaboradora  de productos naturales, contó a Valor Carne cómo los utiliza para el control de aflatoxinas.

Hace 15 años, Agri Suppliers comenzó a desarrollar  y comercializar una línea de productos a base de diatomeas, algas fosilizadas, como por ejemplo un insecticida con certificación orgánica para granos almacenados, un antidiarreico, un aditivo para raciones animales y el secuestrante de toxinas, Mico-Off, con eficiencia certificada por Aletheias, laboratorio especializado en el tema.

“Desde hace tiempo, en nuestro feedlot de 5.000 cabezas, tanto propias como de hotelería, usamos diatomeas para controlar micotoxinas, con excelente resultado. Años atrás, se recurría a levaduras, pero eran caras y secuestraban nutrientes en el intestino del bovino. Por eso, en esta temporada, con todos los problemas de humedad que hubo, decidimos lanzarlas comercialmente para ese fin, bajo la marca Mico-Off”, planteó Villar.

Según el empresario, para tratar una tonelada de maíz se utilizan 3 kg del producto, con un costo total de $50. “Hoy, el maíz vale $2.500/ton. Pero si está excedido en aflatoxinas se puede conseguir a $2.000. Entonces, con $50 de producto, transformo ese lote inválido en apto para consumo. En definitiva gasto sólo $2.050/ton, con lo cual estoy abaratando 15% la ración”, explicó. Y subrayó que “en tiempos de maíces caros, la propuesta es más que interesante tanto para el feedlot como para la suplementación a campo”.

Más allá de su bajísimo costo, para Villar “la principal ventaja es que secuestra el 85% de las aflatoxinas”. En ese sentido, detalló que “un maíz muy contaminado, como el que se utilizó para el análisis de Aletheias, en junio de 2016, tenía 80 ppb y con el tratamiento bajó a 12 ppb, nivel tolerado incluso para consumo humano”. Asimismo, puntualizó que “en nuestro caso, estamos habilitados para la cuota 481, con todas las exigencias que esto implica, y no tenemos ningún inconveniente, ya que Mico-Off es totalmente natural. Además, es fácil de utilizar, se aplica en el mixer o mezclando con pala frontal el grano contaminado antes de cargar”.

De qué se trata

Las diatomeas de Agri Suppliers son fósiles de algas de lechos de agua dulce de la pre-cordillera andina, que datan de millones de años. “Contamos con una oferta voluminosa de una cantera de San Juan. La molienda la realizamos en la zona y la distribución cubre todo el país. Mico-Off se presenta como un polvo fino, inorgánico, y funciona como una esponja microscópica, que adsorbe o captura las micotoxinas”, dijo el Ing. Ezequiel Villar, de la firma. También, comentó que “si bien hay otros yacimientos de este mineral en el país, el nuestro tiene 98% de pureza y los demás promedian el 65%. Esto hace a la eficacia del producto”.

Una ventaja adicional, prosiguió, es el aporte de oligoelementos esenciales para el metabolismo animal. “Cuenta con 38 oligoelementos de los 42 que hay en la naturaleza. No hay una oferta de esta calidad en el mercado nacional”, señaló.

Por su parte, Ricardo Villar subrayó la importancia de dar a conocer el producto en esta temporada. “Aflatoxinas hay todos los años pero, ahora, dadas las condiciones climáticas se ven más, sobre todo en maíces de segunda. Pensamos que los ganaderos deben saber que si tienen Mico-Off, pueden comprar lotes excedidos en esos tóxicos, porque es negocio recuperarlos para consumo”.

En este marco, el empresario destacó: “nuestra firma está ofreciendo un descuento especial para el sector feedlotero y, ahora, queremos hacer extensivo este beneficio a los suscriptores de Valor Carne. El producto funciona y está disponible. Es una oportunidad para que todos ganemos”.

* Editora de Valor Carne

Temas en esta nota

Seguí leyendo