Mercado de Chicago: ¿subas sin fuertes fundamentos?

Los granos lograron despegar la última semana, aunque no vemos muchas variaciones en los fundamentos que venimos siguiendo. Ahora el mercado espera los datos del USDA

Por |
Subas sin fuertes fundamentos a la espera de datos del USDA.

Subas sin fuertes fundamentos a la espera de datos del USDA.

12deSeptiembrede2016a las07:07

Los granos lograron despegar la última semana, aunque no vemos muchas variaciones en los fundamentos que venimos siguiendo. Sin embargo, el mercado había bajado mucho, y los operadores están cerrando posiciones previo al reporte mensual de oferta y demanda del USDA. 

En el caso de la soja la fortaleza del mercado proviene de la demanda, donde se siguen reportando operaciones de exportación muy buenas desde EE.UU. Esto hace pensar que aun cuando el USDA podría subir los rindes esperados de soja en su reporte, la mayor producción resultante podría ser absorbida por más demanda, y finalmente los stocks no variar. 

De todas formas, no podemos soslayar que está a punto de comenzar la trilla de soja en EE.UU., y la presión de oferta podría generar bajas. Desde este punto de vista la suba de la semana pasada debería ser aprovechada. 

Otros elementos en juego

A más largo plazo hay otros elementos en juego: la demanda seguirá haciéndose sentir, y por otro lado habrá que ver las perspectivas de producción de soja sudamericana. El mercado climático en diciembre/enero podría hacer de las suyas. Especialmente con niveles de producción esperados elevados, que sin embargo no logran evitar que los stocks/consumo mundiales estén más bajos que los del año pasado. 

En lo que hace al maíz, los analistas esperan que el USDA reduzca levemente los rindes de maíz. Pero esto sería más bien sintonía fina. De todas formas las dudas también se plantean por el clima excesivamente húmedo cuando la trilla está comenzando. La abundancia de agua podría jugar una mala pasada. Con fondos vendidos, y un mercado que en Chicago bajó mucho, esto inspiró un rebote

A diferencia de la soja, donde vemos factores que podrían empujar a la suba más adelante, en maíz lo que sucede en EE.UU. es crucial, y se produce en un momento de gran oferta mundial, que seguiría creciendo. Por todo esto, parece poco probable ver subas adicionales. Recién podríamos pensar en una revancha cuando en EE.UU. empiecen a plantear las decisiones de siembra, en un contexto de precios muy bajos respecto de la soja, en febrero/marzo.

El trigo sigue muy deprimido por contar con una oferta internacional elevada. Si bien Europa tiene un problema de producción, coincide con una muy buena cosecha de Rusia, y esto compensa la cuestión. La fuerte baja del trigo lo ha puesto a competir con el maíz como forrajero, y como el maíz subió puntualmente, arrastró al trigo.

Mercado Local

En el mercado local lo que se sigue destacando es el buen precio relativo del maíz local versus el de Chicago. Esto por el desfase que sigue generando la necesidad del forrajero de parte de Brasil. Sin embargo, esta cuestión no va a durar para siempre. Brasil está cancelando negocios de exportación por un lado, podría llegar oferta norteamericana por el otro, y finalmente en algún momento ingresará la cosecha de campaña nueva. Quizás todo esto se produzca más bien para el maíz nuevo que para el disponible, pero como los precios ya cayeron mucho, esto sería un factor a considerar

En cuanto a la soja, el interés está un poco más bajo del lado de los compradores, pero cuando aparecieron en el disponible los 4.000 dólares por tonelada los vendedores se despertaron y se realizaron operaciones por volúmenes importantes. Sin embargo, en lo que es campaña nueva, la sensación generalizada es que faltan muchos temas por cerrar, y que podrían venir oportunidades adicionales

(*) Del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral.

Temas en esta nota

Seguí leyendo