Altos rindes para el trigo, pero... ¿Qué pasó con la calidad?

Desde el INTA Marcos Juárez publicaron datos de rendimiento y calidad del trigo de la region central del país. Mirá las conclusiones finales y algunas recomendaciones.

Por
Datos del informe final realizado por el Laboratorio de Calidad Industrial y valor agregado de cereales y oleaginosas del INTA Marcos Juárez.

Datos del informe final realizado por el Laboratorio de Calidad Industrial y valor agregado de cereales y oleaginosas del INTA Marcos Juárez.

20deEnerode2017a las13:07

De acuerdo a datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, finalizó la cosecha de trigo a nivel nacional con una producción de 15 millones de toneladas.

Para conocer la calidad de la cosecha, el INTA de Marcos Juárez realiza un relevamiento en acopios y cooperativas de la región central del país desde hace 30 años. En total se muestrearon 590.110 ton en las subregiones II Norte que comprende Sur de Santa Fe, Sudeste de Córdoba y Norte de la Pcia. de Buenos Aires y en la V Norte que abarca Centro-Sur de Córdoba.

Conclusiones del relevamiento

De acuerdo a lo informado, la campaña triguera 2016/17 en la región central del país se caracterizó por los altos rindes, con valores de proteínas superiores entre 0,5% y 1% a la campaña anterior, pero con mayor contenido de gluten en relación a lo esperado para ese nivel de proteínas. Esto dio como consecuencia buena calidad industrial, con adecuados valores de fuerza panadera y volumen de pan superando a la campaña anterior, aunque con baja estabilidad en las masas.

Acceda al informe completo.

Consejos

En base a los resultados de relevamiento, desde el INTA Marcos Juarez recomiendan:

  • A los productores, analizar la calidad de los trigos previo a la comercialización para lograr mejores precios con aquellas partidas de mayor contenido de gluten, superior al 25% o 30% que son frecuentes en esta campaña. Vaya nuestro estímulo a seguir incrementando la producción triguera nacional, con aplicación de tecnología y fertilización nitrogenada, eligiendo las variedades que mejor se adapten a cada región triguera con buen equilibrio rendimiento/calidad, que existen actualmente en el mercado.
  • A los acopios, clasificar los trigos por nivel de proteínas ya que hay partidas con buenos valores esta campaña.
  • A los criaderos, continuar generando variedades de trigo de buena productividad pero no descuidar la calidad, ya que el destino final del grano de trigo es el pan, alimento de Argentina y del mundo.
  • A la exportación, incentivarlos a conseguir nuevos mercados y defender nuestro principal comprador, Brasil.
  • A la industria molinera y panadera a continuar creciendo en la diversificación de productos con el agregado de granos de cereales y pseudocereales (quinoa, amaranto, sésamo y otros), para incrementar el valor nutricional de los productos panificados destinados a consumo humano. Esta es una tendencia a nivel mundial, convirtiendo así al pan en un alimento nutracéutico con propiedades beneficiosas para la salud que le aportan la suma de otros granos al pan.

Producción sin techo

"Argentina nunca debería poner un techo a la producción triguera nacional, ya que tiene ambientes adecuados y variados para la producción de este cereal con distintas calidades, tecnología comparable a los mejores países productores del mundo y agricultores muy atentos a los nuevos desarrollos tecnológicos adoptándolos rápidamente", agregaron.

"Siempre habrá en el mundo un comprador para el trigo argentino", concluyeron desde el INTA Marcos Juarez.

Temas en esta nota

Seguí leyendo