Beneficio de la venta forzosa de hacienda en el impuesto a las ganancias

En la ley de impuesto a las ganancias existe el beneficio de la venta forzosa de hacienda.

Por |
Un beneficio para las zonas de emergencia. Foto: La Nación

Un beneficio para las zonas de emergencia. Foto: La Nación

17deFebrerode2017a las17:01

La ley de emergencia agropecuaria N°26.509 tiene previsto soluciones a través de políticas públicas a fin de dar respuestas eficaces frente a los fenómenos climatológicos (inundaciones e incendios forestales). Gonzalo Alcorta, especialista impositivo de Arizmendi explica que la ley establece beneficios de dos tipos: bancarios e impositivos

Desde el punto de vista de los beneficios bancarios, está la espera y la renovación de obligaciones pendientes hasta el próximo ciclo productivo y el otorgamiento de créditos a tasa subsidiada. Adicionalmente los bancos suspenden las ejecuciones de los juicios de cobro contra los productores agropecuarios.

En cuanto a los beneficios impositivos, a nivel nacional se difieren los pagos del impuesto a las ganancias, del impuesto sobre la ganancia mínima presunta y, eventualmente, del impuesto sobre los bienes personales.

También se contempla la suspensión de los juicios por ejecuciones fiscales de orden fiscal y previsional, hasta 90 días hábiles de finalizada la emergencia agropecuaria.

Adicionalmente a los beneficios impositivos comentados, en la ley de impuesto a las ganancias existe el beneficio de la venta forzosa de hacienda

A continuación, se destacan los principales aspectos a considerar sobre este beneficio de la ley de impuesto a las ganancias:

Deducción del beneficio en el balance fiscal.

El tratamiento de renta exenta, según lo establece RG AFIP 2723 (artículo nro. 11) consiste en deducir en el balance impositivo del impuesto a las ganancias, el 100% (cien por ciento) de los beneficios obtenidas por las ventas de ganadería bovina, caprina, ovina o porcina realizada en exceso, comparando con el promedio de los 2 (dos) últimos años. 

Esta deducción se computará en los ejercicios fiscales en que las ventas hubieran tenido lugar. Dicha ganancia queda exenta en el impuesto a las ganancias. A su vez, se exige que la cantidad de animales vendidos en la parte del ejercicio que haya coincidido con el periodo en que la zona fue declarada en estado de emergencia o desastre.

Determinación de la valuación de las ventas forzosas de los animales (Art. 12 RG AFIP 2723).

La valuación de la hacienda vendida que corresponda asignar a las ventas forzosas se determinará por cada especie y categoría, estableciendo el precio promedio ponderado de ventas correspondientes a las operaciones realizadas durante los ejercicios que haya coincidido con el periodo en que la zona fue declarada en estado de emergencia o desastre.

El beneficio se determinará por diferencia entre el importe obtenido por las ventas forzosas de hacienda, y el valor que a los fines de la ley de impuesto a las ganancias corresponde asignar a dicha hacienda en el último inventario de acuerdo con el sistema de valuación que se hubiera optado (Cfr. Autor. Del Rio – Régimen especiales).

Condiciones que está sujeto el beneficio

Para hacer uso del beneficio el productor afectado deberá cumplir con los siguientes requisitos: 

  • Reponer como mínimo el 50 % de la cabeza vendida forzosamente de la misma especie y categoría, a más tardar al cierre del cuarto ejercicio posterior a la finalización del desastre.
  • Mantener la existencia de hacienda lograda una vez respuesta la exigencia como mínimo durante 2 ejercicios posterior al que se efectué la reposición.
  • Presentar un informe a la AFIP sobre la zona afectada y la hacienda considerada como venta forzosa.

Si no se cumple con estas condiciones, se deberá a posterior ajustar el balance fiscal en la declaración jurada del impuesto a las ganancias y abonar la diferencia del saldo de la obligación más intereses resarcitorios (36% anual).

Se observa que la venta forzosa es una alternativa que tienen los productores pecuarios para disminuir el efecto económico cuando la explotación ganadera se halla en una en zona declarada de emergencia agropecuaria.

Concluyen desde Arizmendi que se comentaron los aspectos principales para determinar el beneficio impositivo de la ley 26509, hay que seguir el procedimiento establecido en la RG AFIP 2723. 

Los condicionantes son numerosos, lo cual reduce la posibilidad de hacer uso a muchos productores en zonas declarada de emergencia agropecuaria o desastre, desde el aspecto del administrativo y operativo

Este beneficio impositivo es de importancia para disminuir el efecto económico de los desastres climáticos que enfrenta el sector del campo.

Temas en esta nota

Seguí leyendo