CBOT: el mercado intenta forjar pisos

Pocos cambios en el nocturno del mercado de Chicago con presión por producción Sudamericana y alzas del dólar.

Por
Chicago busca volver a la carga montado sobre mayor demanda interna por posibles cambios en biocombustibles.

Chicago busca volver a la carga montado sobre mayor demanda interna por posibles cambios en biocombustibles.

03deMarzode2017a las08:28

Luego de bajas importantes ayer el mercado intenta forjar pisos y volver a la carga montado sobre mayor demanda interna por posibles cambios en biocombustibles, y demoras en los embarques de soja de Brasil por problemas logísticos. Sin embargo el mercado ha perdido confianza en el posible decreto de Trump sobre biocombustibles, y vemos reportes de INFORMA apuntando a mayor producción de maíz y soja en Brasil. Adicionalmente el dólar se está revaluando, con posibilidades de que la Reserva Federal aumente la tasa de interés, lo cual es negativo para commodities.

Por otro lado las exportaciones de EEUU estuvieron más bajas en la última semana, aunque en niveles por demás de aceptables. Hay alguna preocupación porque las ventas del ciclo nuevo de EEUU arrancaron muy frías. Esto podría ser el reflejo de una mayor competencia sudamericana.

El jueves 9 el USDA publicará la actualización del reporte de Oferta y Demanda mundial. Normalmente marzo no trae sorpresas, pero con tanto ruido de fondo en cuanto a niveles de producción de Sudamérica, biocombustibles, moviemintos del dólar y la cuestión de Méjico resulta interesante ver si se introducen cambios en las proyecciones globales.

En el plano local también debemos destacar que una empresa local le vendió arroz a Méjico. Si bien es una prueba piloto de 1.000 tt normalmente el 100% del arroz es provisto desde EEUU, y esto hace pensar que quizás el camino para exportar otros productos como maíz no es tan alejado como pensábamos.

Adicionalmente los reportes que van llegando indican que la soja Argentina evoluciona favorablemente, y el maíz arrancó la trilla con buenos rindes. El que viene no tan bien es el girasol en Buenos Aires que reporta rindes más bajos.

Temas en esta nota

Seguí leyendo