Las monturas más usadas en Argentina

Del sirigote al basto entrerriano, las monturas usadas en esta región fueron cambiando con el tiempo, las geografías y el tipo de trabajo requerido en el campo.

Por |
Basto uruguayo.

Basto uruguayo.

21deJuniode2017a las10:23

Con apero o recado se denomina al conjunto de prendas, de distinta clase, con que se ensilla un caballo. Una de sus parte principales es la montura o basto que con sus variantes, refiere elemento principal que une al jinete a los lomos de un caballo.

Rubén Vera, talabartero de nacimiento, fabricante artesanal desde hace más de treinta años, explica las variedades de bastos mas usados a lo largo de la historia en nuestra región y sobre este oficio que hoy se encuentra en extinción.

Un poco de historia: del Sirigote al actual basto entrerriano

De acuerdo con Rubén, “En el siglo pasado por las latitudes santafesinas la montura que más se usaba era el basto sirigote”, refiriéndose a una montura que tiene los arzones, que refiere a la parte arqueada delantera o trasera que une los brazos de una silla de montar, muy altos y sus bastos rellenos de cerda*.

De acuerdo con Rubén, este tiene influencias de las primeras monturas usadas por españoles y portugueses cuando llegaron al Río de La Plata en el siglo XVIII: las famosas sillas de brida o de jineta, con arzones altos dobles y las riendas muy arriba.

Con el pasar del tiempo, las monturas y los bastos fueron adaptándose a las distintas geografías y maneras de cabalgar. Así, el talabartero, oriundo de Esperanza, Santa Fe, cuenta que en toda la parte islera de la región santafesina, en zona de lagunas como Cayastá o San Javier, “al tratarse de una regiones inundables la única montura que aguantaba era la conocida como basto de palo, la cual era más baja delante y estaba fabricada totalmente en madera de ceibo y forrada con cuero crudo para que no se pudriera del agua”. Según el experto, “era fundamental el rol del ceibo, una madera resistente para poder sacar a todos lo animales de las zonas húmedas”.

El basto entrerriano vs. el uruguayo

En la actualidad, lo que predomina es el basto entrerriano, que según Vera “lo adoptó el santafesino muy bien”. A diferencia de los anteriores, las almohadillas son más bajas, lo que hace que sea más cómoda la rodada del caballo, mientras que el basto de palo te podía lastimar las piernas”. Hoy en día es el más criollo, clásico y tradicional.

Pero como arista nueva en los últimos dos años apareció el basto uruguayo que se diferencia del anterior en que no está separado, “sino que es una sola pieza, agarrada con dos almohadillas que une las dos partes del basto, y viene adherido al mismo la encimera* de la montura que es donde pasa la cincha*”.egún el talabartero, “al tener una lana, el entrerriano es más cómodo y acolchado tanto para el caballo como para el que lo anda”. En cuanto a demanda añade que “se está dividiendo en un cincuenta y cincuenta con el basto entrerriano”.

De lo más coqueto a lo más cómodo

De acuerdo con el fabricante de monturas artesanales: “Hoy por hoy, como el caballo no se usa tanto como antes, se busca comodidad y que sean las cosas más prácticas en el modo de andar. También se van dejando de lado algunos adornos y detalles”.

La moda, también se extiende a las monturas

Ruben explicó que a lo largo del tiempo, tal como sucede con la vestimenta, se han puesto de moda diferentes monturas. “Es como todo, hay cosas que se empiezan a usar mucho dos o tres años y después se vuelve a lo tradicional”, afirma. Algunas de las monturas que fueron tendencia en distintas épocas:

Montura inglesa

Tal como lo dice su nombre, proviene de Inglaterra y es similar a la de salto o de polo, con la diferencia que no tiene nada en las alas. La montura de polo tiene apenas una almohadilla y la de salto, una banda donde el jinete apoya las rodillas sobre las alas de la montura para poder hacer el salto.

Montura chilena

“En un tiempo también se empezó a usar la montura chilena”, cuenta Rubén, quien añade que a viene con el cojinillo adherido a lo que su palo, el cual es un armazón de madera forrada en cuero. Además, tiene la diferencia que todas las estriberas están agarradas dentro de la montura “como para encimerear y poner los estribos directamente ”.

Montura mexicana o tejana

Más utilizada para paseo que para trabajo, tuvo su momento de furor entre los años 60 ‘y 80’, época que coincide con al auge de las películas del género western.

¿Cuánto sale y cuánto dura una montura?

Según el talabartero santafecino, “una montura bien cuidada te puede durar veinte o treinta años, y si tiene mucho uso entre siete y diez años”. Un basto solo sale desde $1400 hasta $2200, variando su precio según las costuras y el trabajo que tenga. Un apero completo de uso criollo sale $6500.

Un rubro en que va desapareciendo.

Vera culmina afirmando que “hoy son muy pocos los jóvenes que quieren aprender realizar una montura, y toda la terminación es a mano y eso lleva tiempo y no es muy rentable”.

Fabricar un basto lleva doce horas completo de corrido, incluido el trabajo de sobar y procesar el cuero de forma natural. Por su parte, terminar todo lo que es cabezada, rienda, bozal, cabestro y pretal, con todas virolas de de plata o alpaca implican menos detres días de trabajo. “Entonces la gente busca un rubro más rentable, o lo hace como hobby”, concluye el fabricante artesanal.

Glosario:

*Cerda: un tipo de plumas que se usa para relleno
*Encimera: pieza de cuero, con una argolla o un ojal en sus extremos, que se coloca sobre los bastos del recado de montar y se sujeta a la cincha.
*Cincha: faja de cáñamo, lana, cerda, cuero o esparto, con que se asegura la silla sobre la cabalgadura, ciñéndola por detrás de los codillos o por debajo de la panza del caballo y apretándola con una o más hebillas.

Temas en esta nota

Seguí leyendo