Mercado climático se volvió negativo en Chicago

El mercado de granos muestra cierta debilidad, presionado por un clima en Estados Unidos que ha mejorado para el maíz y la soja.

Por
Mejora climática y devaluación del real y el rublo limitan subas para los granos.

Mejora climática y devaluación del real y el rublo limitan subas para los granos.

22deJuniode2017a las08:59

El mercado de granos muestra cierta debilidad, presionado por un clima en EEUU que ha mejorado para el maíz y la soja, aunque sigue complicando al trigo. En tanto la revaluación del dólar y la devaluación del real y el rublo presionan a la soja y el trigo respectivamente.

Sucede que con monedas devaluadas las exportaciones de Brasil y de Rusia se vuelven más competitivas. Brasil muestra un atraso en la comercialización de soja, por lo que estos movimientos en la divisa hacen que su oferta salga al mercado. En el caso de Rusia, tiene stocks importantes de trigo y no muestra problemas climáticos serios.

Por el lado positivo, el clima en EEUU para el trigo sigue seco en el noroeste, lo que hace pensar que los problemas para el trigo de invierno seguirán. Lo mismo pasa en Canadá, Francia, España y Australia.

Localmente tendremos algunos días más secos en el centro y norte del país, pero en Buenos Aires empezarían las lluvias el fin de semana, y luego se extenderían al resto del país, demorando la cosecha y la comercialización la semana próxima y quizás la siguiente, de acuerdo al clima en el largo plazo.

También el dólar se devaluó en nuestro país ayer, presioandos por la noticia de que nuestro país no recibió la mejora en la calificación que se esperaba, dejándolo como mercado de frontera. Inicialmente el dólar tuvo una fuerte suba, pero que gatillo ventas tanto de exportadores como del sector financiero, viendo que los niveles a los que se había llegado eran excesivos. Sin embargo al tener que copiar la baja del martes de Chicago cuando Argentina no tuvo operaciones, hizo que los valores terminaran presionados a la baja ayer.

Temas en esta nota

Seguí leyendo