La técnica, una aliada de las decisiones en el campo

La 13° edición del Encuentro Nacional de Monitoreo que se realizó en Córdoba abarcó los principales temas en materia de protección de cultivos, poniendo el acento en las buenas prácticas agrícolas.

Por
Dr. Adriano Arrué Melo.

Dr. Adriano Arrué Melo.

30deJuniode2017a las09:13

Con unos mil asistentes Halcón Monitoreos organizó una nueva edición de su tradicional Encuentro Nacional de Monitoreo y Control de Plagas, Malezas y Enfermedades, el 28 y 29 de junio en Córdoba. Participaron destacados expositores del país y del exterior y un grupo creciente de empresas comerciales auspiciaron el evento.

Un encuentro enfocado en los técnicos

“La temática del encuentro es específicamente la protección de cultivos. Somos el único evento en el país que una vez por año reune a todos los actores de la protección vegetal para tratar netamente cuestiones relacionadas con plagas, malezas, enfermedades, ambiente y aplicación”, comienza contando Daniel Igarzábal, uno de los socios de Halcón Monitoreos.

Igarzábal detalla que al ser una reunión bien específica, ninguna pata queda ausente: participan técnicos de la actividad privada, investigadores de las universidades, así como las empresas que proveen insumos: “Todos tienen lugar para expresarse durante el encuentro. El objetivo es que se escuchen nuevas propuestas, poder abrir la cabeza para cambiar la forma en que se hacen las cosas. Para eso traemos disertantes de Brasil, Uruguay, para conocer lo que hacen allá, que es muy diferente a lo nuestro”.

Consultado respecto al carácter del encuentro y a quién está dirigido, el organizador explica: “El evento está dirigido más a los técnicos que a los productores, por la forma de encarar las temáticas. Eso se puede ver en las inscripciones: tenemos solamente un 5 % de productores, un 5 % de estudiantes y un 90 % de ingenieros y técnicos. Luego son los técnicos los encargados de volcar todo a los productores, así es como se da la cadena. Los aportes técnicos son los que apoyan las decisiones en el campo”. 

Un aspecto relevante que se destacó durante todo el encuentro y que el público se lleva como mensaje del encuentro son las Buenas Prácticas Agrícolas. “Es una idea que venía flotando hace mucho tiempo y que ahora parece tomar un aspecto positivo. Antes se hablaba meramente  como consejo, ahora el Gobierno está implementando medidas para que el productor que haga buenas prácticas sea beneficiado. No hay que castigar por no hacer si no premiar por hacer bien”, expresa Irgazábal.

El desafío de las manchas

Durante el segundo panel,  el ingeniero Marcelo Carmona (MSc), titular de la cátedra de Fitopatología de la FAUBA, respondió algunas preguntas que realizó el auditorio en materia de enfermedades y manejo de fungicidas. 

Consultado respecto a si la mancha anillada es un desafío a futuro, el especialista explicó: “Tal como dijo el Dr. Daniel Ploper, si bien existe un crecimiento preocupante y desafiante de esta mancha, no hay que temerle porque existen las medidas de manejo, tanto de resistencia de genotipo, como también de control, que pueden llegar a detenerla”.

En relación a cuáles son los híbridos que mejor se comportan, que pasa con la mancha blanca y con la mancha gris, Carmona, junto al ingeniero Alejandro Porfiri, respondieron: “Nosotros no estamos acostumbrados a tener epidemias frecuentes de estas dos enfermedades, pero en Brasil son destructivas”

Y agregó: “Tanto la mancha blanca como la gris comienzan desde abajo y los productores no están acostumbrados a encontrarlas con facilidad, no hacen el diagnóstico correcto en forma práctica porque no tienen la experiencia previa de las epifitias anteriores, pero sí es sabido que la mancha gris causada por Cercospora zeae-maydis puede ser controlada fácilmente por fungicidas, siempre y cuando no se llegue tarde”. 

Consultado acerca de cuáles son las recomendaciones a tener en cuenta, Carmona detalló: “La primera medida  de manejo que tiene que asumir el productor es qué híbrido va a sembrar. Si ese híbrido es susceptible a tizón, hay que preguntarse si también es susceptible a mancha blanca o a mancha gris. Son las dos enfermedades en las que el híbrido va a tener una participación especial.  Hemos visto que híbridos que eran tolerantes a tizón eran muy susceptibles a mancha blanca y eso es lo que va a pasar en esta campaña en particular para Córdoba”.

El especialista auguró buenas perspectivas para los cereales de invierno y acentuó que lo fundamental es que el productor confíe siempre  en la capacitación y en los técnicos, pero fundamentalmente tome al monitoreo como la primera herramienta inicial de un manejo integrado. 

“Aquella persona que no hace monitoreo o aplica por calendario, por fecha fija, o porque el vecino lo hace está totalmente errado en un momento donde la producción pasa por el conocimiento y no por el capital”, expresó Carmona.

La importancia del uso de los coadyuvantes correctos 

El Dr. Adriano Arrué Melo, de la Universidad Federal de Santa María, Brasil, tuvo a cargo un taller sobre “Coadyuvantes Agrícolas” y enfatizó la importancia de utilizar coadyuvantes: “Si se trabaja con coadyuvantes se mejora la calidad de aplicación y consecuentemente el productor cosecha más”. Y agrega: “Cuando el productor tiene más plata por el uso de un producto que funciona, ciertamente va a volver a usarlo”. 

A su vez el especialista sostuvo que una mala elección del coadyuvante en las aplicaciones de herbicidas puede reducir la efectividad de los tratamientos en un 60 a 70%, por eso es imprescindible elegir bien el producto.“El mercado de coadyuvantes, tanto en Brasil como en Argentina es un mercado complicado, porque hay muchas empresas que ofrecen productos que no tienen tanta calidad. En los últimos años se desarrollaron mejores productos que fueron mejorando la situación y  ahora tienen una mejor imagen de los que había en el pasado”

Consultado acerca de la mejor manera para probar si el coadyuvante es efectivo es con ensayos de campo, de laboratorio y resultados de pesquisas. “Europa es el continente más desarrollado respecto al uso de coadyuvantes . Tanto Brasil como Argentina están buscando tecnología afuera para adaptarlos al propio mercado y poder desarrollar productos más innovadores”.

“El uso de coadyvantes puede mejorar la tecnología de aplicación de Sudamérica y consecuentemente podemos tener aplicaciones más seguras y con mayor eficiencia, ahorrando dinero”, concluye.

 

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo