CLIMA
Rosario
martes 18
Estado clima
15° | 22°

Lloviznas aisladas

miércoles 19
Estado clima
15° | 25°

Lloviznas aisladas

jueves 20
Estado clima
18° | 30°

Mejorando

Hacienda

Mapa del asado: ¿Cuál es el corte preferido por los argentinos?

Pese a que es igual de tierno y más sabroso, el kilo de costilla de novillo es hasta 26 pesos más económico que el de ternera.

Por Revista Carne Argentina | IPCVA

  • mapa asado cual es corte preferido argentinos
    Informe Especial “El Mapa del Asado en la Argentina”.

De acuerdo a los relevamientos de precios que realiza mensualmente el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), el asado –no el corte más consumido del país pero sí el más emblemático- se ubicó en el orden de los $125 en Capital Federal y Gran Buenos Aires, con pequeñas variaciones entre las diferentes zonas.

Por ejemplo, en la Ciudad de Buenos Aires el kilo de asado se pagó en promedio $ 128 en mayo de 2017, mientras que en la zona norte del Gran Buenos Aires alcanzó los $ 129, en la zona Oeste no superó los $ 124 y la zona Sur presentó los precios más accesibles, en torno a los $ 122.

En tanto, en Rosario y Córdoba los precios promedio del asado resultaron ser bastante superiores. 

En la capital mediterránea el kilo de asado se vendió en mayo a $ 138, mientras que en la ciudad más populosa de Santa Fe precio promedió los $ 145.

Diferencia de precios

¿Por qué el asado es más barato en Capital y GBA siendo que otros cortes, como el lomo o la nalga son más caros? 

Demanda diferenciada

Los operadores coinciden en señalar que la diferencia de valor se debe a la “demanda diferenciada” de los distintos cortes de carne vacuna, es decir, el asado es mucho más consumido en Rosario y Córdoba que en Capital y GBA, lo cual eleva los precios de esos cortes en el mostrador y permite compensar la baja demanda de otros, que son ofrecidos a un valor menor. De forma inversa, el lomo es 24 pesos más caro en la Capital que en las otras ciudades.

Esa misma “demanda diferenciada” tracciona históricamente la venta del asado en Córdoba y Rosario a punto tal que dio origen nuevos productos, como los denominados “asado mar del plata” o “bife americano”, que consisten en “tunear” los bifes en forma perpendicular para darle la apariencia de tiras de asado.

Adicionalmente, en la Ciudad de Buenos Aires y GBA se agregan a la oferta de asado los costillares de animales de exportación que quedan disponibles para el mercado interno, lo cual también ayuda a bajar el precio en esas plazas.

Novillo: tierno, sabroso y barato

Otra de las curiosidades de los relevamientos de precios del IPCVA es la marcada diferencia en Capital Federal y GBA en el precio del asado según la categoría de los animales:

  • Ternera ($ 137)
  • Novillito ($ 122)
  • Novillo ($ 111)
  • Vaca ($ 69)

“Tenemos que explicarle a los consumidores que el asado de novillo y el de novillito son igual de tiernos que el de ternera pero mucho más sabrosos y más baratos”, aseguró Ulises Forte, Presidente del Instituto de Promoción de la Carne vacuna Argentina, al tiempo que anticipó que el IPCVA se encuentra desarrollando una serie de acciones de comunicación sobre este tema que podrán verse en distintos medios de comunicación en los próximos meses.

Los números le dan la razón: El kilo de asado de novillo es, en promedio, es 26 pesos más económico que el de ternera.

MÁS EXPORTACIÓN, MÁS ASADO

Cuando se habla de “integración de la media res” se hace referencia a la oportunidad de colocación de los distintos cortes vacunos en los mercados. Esto quiere decir que, mientras Europa se lleva los cortes premium como el lomo o el peceto, Israel y Chile los del cuarto delantero, y China los brazuelos, garrones y cogotes, los cortes del “parrillero” quedan en el mercado interno.

Esto quiere decir que si crecen la productividad y las exportaciones, los argentinos vamos a tener cada vez más asados disponibles en el mercado interno a precios razonables.

MENOS QUE LA INFLACIÓN

Más allá de la diferencia de precios del asado en las distintas plazas, en la comparación interanual los cortes de carne vacuna mostraron en promedio un alza de precios del 17,5% muy por debajo de la publicada por el INDEC, de 25,9% en el rubro “alimentos y bebidas”. 

“De acuerdo a los datos relevados por el Instituto, la carne vacuna registró un aumento inferior al de la inflación en el último año, lo cual demuestra que sigue siendo un alimento accesible para los consumidores argentinos”, aseguró Forte.

“Además, hay que tener en cuenta que la carne es mucho más rendidora, sana y nutritiva que otros alimentos que hoy, llamativamente, tienen un precio muy superior”, agregó.

ASADO: UNA PASIÓN NACIONAL

De acuerdo a estudios cualitativos realizados por el IPCVA (“Primer Mapa del Consumo de Carne Vacuna Argentina” ), cuando se le consulta a los consumidores los motivos por la elección habitual de un determinado corte, las respuestas sobre el asado son elocuentes: “Es el corte que más nos gusta” (55%), “Es el de mejor sabor, el más rico” (36%).

El asado, como corte emblemático de gastronomía de los argentinos, tiene una destacada presencia incluso en la cultura nacional. 

Casi todas las artes y artistas lo han alabado: El cine, con películas como “El asadito” (1999) o la reciente “Todo sobre el asado” (2016), la pintura (el cuadro que ganó la “Primera Exposición Nacional”, de 1871, retrataba un asado), la literatura (desde el Martín Fierro hasta los libros de Florencia Bonelli) y la música en todas sus vertientes: folklore (“Milonga de los asados”, Armando Tejada Gómez), tango o incluso rock, con canciones como “La vaca y el bife” (las Pelotas) o “Asado y Fernet” (Los Caligaris).

Se puede agregar, como dato anecdótico, que según el registro de los Records Guinness, el asado más grande del mundo se realizó en 2011 en General Pico, La Pampa. Para el gigantesco asado, de 13.713 kilos, se utilizaron de 25.000 kilos de leña y 950 cruces de asadores.

El asado en a media res

Más allá de las diferencias que pueden registrarse entre las distintas categorías de animales, se puede estimar que el asado tiene una participación aproximada del 9,6% en la media res. Teniendo en cuenta una faena mensual de un millón de bovinos, con un peso medio de 225 kilos por res, se puede inferir que se producen unos 21,6 millones de kilos de asado por mes (9,6% de los 225.000.000 de kilos aproximados de carne con hueso al mes), es decir, casi medio kilo por habitante.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro