Maíz y soja: 5 claves para lograr eficiencia

La jornada de actualización técnica en maíz y soja organizada por Lares, tuvo un nuevo hito en la ciudad de Pergamino.

Por |
Soja y maíz.

Soja y maíz.

11deJuliode2017a las17:37

Diferentes especialistas disertaron sobre las problemáticas que afectan los cultivos y como resolverlos. Las preguntas frecuentes de los productores encontraron respuestas durante una jornada completa en Pergamino. “El espíritu de la convocatoria es la actualización de maíz y soja, con distintos aspectos. En un principio, de cada cultivo tratamos de hablar  de la fisiología, del manejo. Luego, la caracterización de las variedades de soja e híbridos en maíz para lograr un mejor aprovechamiento de cada uno de estos materiales, además tenemos la parte de protección” explica Santiago Barberis, de Lares S.R.L.

Ganancias en maíz

Gustavo Maddonni, ingeniero agrónomo de la FAUBA, explica que para lograr una buena ganancia en maíz, “lo importante es llegar a lo que se podría lograr, con un buen manejo de maíz de secano. Hay que pensar como hacer con las prácticas de manejo de la genética para reducir la diferencia de rendimiento entre lo que se alcanza y los máximos que se podrían alcanzar”.

“Hay estudios que han cuantificado las brechas y se está tratando de profundizar en cuáles son las variables. Algunas pueden ser ambientales, pero en los últimos años el desplazamiento a maíces tardíos ha contribuido mucho a reducir las brechas. Si tenemos mejor protección para comportamientos de lepidópteros, simplificar manejo en algunas malezas, y entender cómo se comportan los híbridos en el ambiente de acuerdo a densidad de siembra, lo podemos lograr”, aclara el especialista al ser consultado sobre las brechas.

Insectos y enfermedades

El ingeniero de Lares y la FAUBA, Diego Álvarez, grafica que la problemática de los insectos y enfermedades deben abordarse como manejo múltiple de las dos adversidades, “ya que lo que está pasando es que se encuentra todo combinado”. Sobre esto, el especialista continúa: “En cuanto al posicionamiento de fungicidas, en las últimas campañas se han registrado lluvias, que hacen una movilización del complejo de enfermedades. Eso se viene sumando a las chinches y el productor tiene que tomar esa decisión. El punto de partida de esto es el monitoreo”.

“En cuanto a las amenazas externas, en lo que es insectos, estamos en stand by, todo se detuvo en las últimas dos o tres campañas. Esto es producto de la gran superficie intacta que tenemos en el sur de Brasil, Paraguay, Bolivia y el norte argentino. Venimos de 3 años donde los ataques de isoca son muy bajo en la zona. Esto es una bomba de tiempo, los insectos se la arreglarán para saltar esto y evolucionar. Hay que estar atentos”, alerta el Álvarez, al mismo tiempo que agrega: “En las enfermedades, se sigue de cerca la evolución de mancha marrón, que es una de las principales enfermedades, sin dejar atrás las otras”.

Malezas

Por su parte, Santiago Barberis, de Lares, afrirma en cuanto a malezas, que lo principal es saber elegir un herbicida: “Es como si estuvieses eligiendo un seguro para el auto. Cuando vos tenés que elegir, se toman una serie de parámetros para decidir si es caro o barato, si cubre lo que vos querés, y si cumple con las expectativas. El herbicida es lo mismo. Venimos a dar una actualización de los herbicidas que están en el mercado, tanto en soja como en maíz, y ayudar a elegir según la situación”.

“El monitoreo de malezas es diferente a lo que son las plagas. Lo que vos determines, es la decisión de aplicación. En el caso de las malezas lo que se ve es sólo una parte de lo que hay. Hay muchas semillas esperando. Hay herbicidas pre emergentes y se aplican sin saber lo que hay abajo. Eso nos lo da el conocimiento previo”.

Variedades e híbridos

Maíz

Gustavo Gaudio, especialista en híbridos comerciales de maíces, afirma que hay una aparición en el mercado de nuevos trades, o eventos biotecnológicos que van completando la paleta. “Esto es  para que cada uno de los híbridos modernos tenga mayor protección según la gran cantidad de insectos y malezas que afectan el cultivo. Hay muchas novedades, tanto Pioneer, como Dow, están gestando nuevos genes de Estados Unidos y Europa. Esto obliga a una renovación de una paleta de productos”.

“Hoy todas las compañías están trabajando con casi todo el grupo de eventos. Desde ese punto de vista, el evento te soluciona problemas puntuales, pero no de genética. Cada una de las compañías trata de poner sus eventos en los mejores germoplasmas que tenga. El maíz tiene que mantener la estabilidad en todas las regiones. El caso de Dorrego es emblemático, ya que no se producía absolutamente nada de maíz y hoy hay rendimientos de hasta 8 mil kilos por hectárea”.

Soja

En cuanto a la oleaginosa, y el resultado de un exhaustivo ensayo, Luis Usandivaras nos cuenta que en distintas zonas hay grupos de variedades que son de muy buen comportamiento. “Hay que ver en qué ambiente estamos produciendo soja. Podemos ver ahí el análisis que se hizo de acuerdo a la mejor variedad para nuestro sistema de producción”.

“Mirando la base de datos de cerca de 1.000 ensayos, nos llamó la atención que había variedades desconocidas de muy buen comportamiento. Por esto podemos nombrar entre 5 y 10 variedades por zona en sus distintas combinaciones. Depende si el ambiente es de alto o bajo rendimiento”.

El mismo Usandivaras, aconseja: “Hay que mirar bien para la próxima campaña, ya que hay variedades que se siembran mucho y que fueron superadas por otras variedades. Hay que animarse a cambiar de variedad. Venimos sembrando las mismas variedades porque las conocemos y sabemos cómo se comportan. Vimos que hay muchas variedades que superan en un 15% a las variedades más sembradas”.

Temas en esta nota

Cargando...