Casillas rurales: la diferencia está en los detalles

Todas las opciones y las últimas novedades en materia de soluciones habitacionales para el sector agropecuario.

Por |
Traimax, El Imán, El Sol Acoplados y Paracol son referentes en ventas de casillas rurales.

Traimax, El Imán, El Sol Acoplados y Paracol son referentes en ventas de casillas rurales.

17deAgostode2017a las15:34

Cuatro empresas de las provincias de Buenos Aires, La Pampa y Córdoba, referentes en la producción de casillas rurales, brindan detalles acerca de las últimas novedades que se encuentran en el mercado: nuevos diseños, materiales y opciones a medida de las necesidades del cliente.

Traimax: calidad y confiabilidad

Traimax, que se encuentra radicada en 9 de Julio, Buenos Aires,  surgió hace 45 años como una pequeña empresa fabricantes de estructuras  y luego se especializaron en las casillas rurales e incorporaron la línea para industrias petroleras y de la construcción.

El diferencial de las casillas TRAIMAX se podría resumir en una palabra: confiabilidad. “Somos conscientes que nuestros productos no son de bajo precio, pero están dirigidos a usuarios que valoran la calidad y la confiabilidad”, detalla Ariel Rivero del área de Ventas de Traimax.

Rivero enfatiza que la gran diferencia está en los detalles y en la calidad de los materiales. Sus casillas se caracterizan por tener:

  • Chasis de plegado de acero que asegura la robustez del equipo.
  • Estructura reforzada tratada con productos de primera calidad y pintada en nuestra cabina presurizada de pintura.
  • Aislación conformada con poliestireno y con una cubierta total en techos y paredes de membrana de aluminio con film de polietileno y burbujas de aire, asegurando una aislación excepcional y eficiente barrera de vapor.
  • Altura interior de 2,10 y 2,20 mts. Única en el mercado y que permite un estar más confortable.
  • Instalaciones: Agua en termofusión y gas con sistema Sigas con llaves de corte para cada artefacto. Eléctrica con caños de hierro en todo el recorrido y cables antillama de primera marca
  • Muebles de modernos diseños y fabricados en nuestra planta para asegurar la durabilidad. Una gran cantidad de equipamientos opcionales.

La distribución se realiza a través de su red de concesionarios y también en forma directa. Además ofrecen  financiación propia en 6 cuotas y a través de los bancos con quienes han firmado acuerdos.

El Imán: a medida del cliente

El Imán, que surgió a fines de los 90 en Alta Italia, La Pampa, es una empresa especializada en casillas rurales para el agro.  Actualmente cuentan con 32 modelos divididos en 4 líneas: económica, tradicional, la Premium y Premium Max, recientemente lanzada.

Dentro de cada línea se puede encontrar entre 8 y 10 productos”, detalla Mauricio Prat, del área de Administración y detalla que si bien tienen diferentes modelos, se adaptamos a las necesidades del cliente, quien “la arma a gusto”.

El caballito de batalla de El Imán es la casilla de 6 X 2,50 metros, que tiene 4 camas, una cocina-comedor amplia y  todas las comodidades necesarias para el cliente.

“El productor es quien vive todo el año ahí y en verdad prueba la casilla, por eso lo escuchamos y nos adaptamos a él”, expresó Prat.

Con respecto al ritmo de las ventas,  Prat cuenta que en el último año y medio mejoró mucho: “Nosotros dependemos mucho de la situación del campo y este sector tuvo un vuelco para bien”.

La planta principal de la empresa se encuentra en La Pampa y cuentan con una red de concesionarios en todo el país. Además ofrecen líneas de financiamiento  a través del Banco Pampa y el Banco Nación.

El Sol Acoplados: para todas las necesidades

Sol Acoplados comenzó sus negocios en el año 88 con el corte y plegado de chapas. Años después fue modificando su rumbo de producción para dar respuestas concretas a las necesidades tecnológicas de los productores agropecuarios.

Actualmente ofrecen una gran gama de productos destinados a trabajos agrícola ganadero, industrial, de transporte y servicios, como tolvas autodescargables, casillas rurales, acoplados carreteros, carretones, tanques de combustible, embolsadoras de granos y alquileres de módulos habitacionales.

“Las casillas rurales son uno de nuestros pilares más fuertes y llevamos vendidos 4800 implementos”, expresa Patricio Salva, Jefe de Producción de Sol Acoplados. La empresa fabrica una única línea de casillas, con diferentes modelos. “Hacemos casillas a partir de los 4 metros y medio, hasta los 13 metros de largo. Son todas de 2,60 m de ancho”, detalla Salva.

Las casillas son muy completas y cómodas. Cuentan con  instalaciones de luz y agua, termotanque de 40 litros, pantalla solar incluida, llantas duales, y totalmente amuebladas.

El jefe de producción destaca que su diferencial es ofrecer casillas completas y parejas:  “Tienen buen chasis, son fuertes, robustas y cuentan con buenas terminaciones. Es cómoda para vivir y abarca todas las necesidades del campo.

Salva detalla que este año se incrementó la venta respecto al año pasado. “Si bien siempre mantenemos un nivel de venta este año se está notando más que la gente ha salido a renovar las máquinas, que hace dos años no pasaba”.

La empresa manejamos una financiación a 150 o 180 días y cuenta con concesionarios en distintas provincias, como Córdoba, Santa Fe, provincia de Buenos Aires y La Pampa.

Paracol: aislación e impermeabilidad

Paracol, empresa emplazada en Camino Aldo, Córdoba, dio sus primeros pasos en los años 80, en un principio con herrería metalúrgica abocada a lo que es pequeños acoplados y elementos para el campo. “Con el correr de los años fuimos incorporando nuevos productos que tienen que ver con la evolución del campo mismo”, cuenta Juan Jose Filippini, gerente comercial.

Una de las necesidades que detectaron es la de los contratistas rurales que tienen que viajar miles de kilómetros  para producir en campos ajenos. “Esto generó la necesidad de desarrollar lugares donde alojar a esa gente  y por eso se comenzaron a desarrollar casillas en forma masiva”, expresa Filippini.

Paracol produce dos líneas de productos: por un lado, casillas y módulos habitables, y por otro, acoplados, trailes y pequeños carretones.

“Las casillas están fabricadas bajo normas de calidad ISO 9001, esto es una diferencia técnica ostensible, medible. Siempre trabajamos para producir casillas prolijas, cuidada, con detalles y que tuviera un promedio de robustez para poder andar por todos lados”, relata el gerente.

Filippini cuenta que en enero de este año evolucionaron  las casillas con la incorporación de paneles de poluiretano autoportantes. “Esto la asemeja,en cuanto a condiciones de aislación e impermiabilidad, a lo que sería un furgón frigorífico. Es mucho más lavable, manejable interiormente, durable y la vida útil más prolongada”.

Además, el gerente resalta que trabajan con cotizaciones a pedido. “Tenemos una línea de casillas estándar de 12 modelos y a la vez vamos diseñando a medida del cliente” y agrega que actualmente utilizan la red de venta directa a través de portales como Agrofy.

 

Temas en esta nota

Seguí leyendo