Un viaje al corazón de John Deere

Agrofy News estuvo en Estados Unidos recorriendo las diferentes instalaciones que componen este gigante de la producción de maquinaria agrícola.

Por |
19deSeptiembrede2017a las08:20

Durante 3 días, pudimos recorrer y visitar los diversos mojones que hacen al alma de John Deere: La fábrica de tractores, de cosechadoras, las oficinas centrales, el pabellón histórico, el campo de golf, el museo de tractores y motores e incluso un productor agrícola de Illinois fanático de ciervo.

En un viaje de cerca de 300 kilómetros, que nace en el centro del estado de Illinois, y termina en el centro este de Iowa, dos de los estados más importantes del cinturón maicero estadounidense, se puede conocer el verdadero corazón verde de John Deere.

 

Harvester Works

Dentro de este viaje, el primer mojón importante, y el más sorprendente es la fábrica de cosechadoras, “John Deere Harvester Works”. Una planta que desde 1920 fabrica este producto y plataformas, en un predio de 90 has. En este enorme predio, unos 2.200 empleados y 52 robots soldadores fabrican las cosechadoras a pedido, pudiendo hacer 1 cada 20 minutos en su máxima capacidad, y el stock con el que cuenta es de sólo 7 unidades.

La fábrica cuenta con hospitales, ambulancias, cafeterías y 18 kilómetros de tren de transporte de piezas. Dentro de la misma hay un sindicato propio con campañas electorales, donde se pueden ver los afiches de promoción de los candidatos en las columnas de la misma. Además de esto, se hacen campañas de concientización sobre el cáncer, niños perdidos, etc.

A orillas del Mississippi, en la pintoresca ciudad de Moline, la fábrica cuenta también con muchas comodidades para los empleados, donde el 30% son mujeres, como: cajeros automáticos propios de la empresa, comedores comunitarios, servicios de transporte y seguridad. Cada uno de estos empleados tiene que pasar por 8 mil horas de entrenamiento antes de comenzar a operar. 

Un dato a destacar que habla del tamaño y la capacidad: En esta fábrica, durante la segunda guerra mundial, hacían también piezas de aviones de guerra. Y como todo se transforma, esas máquinas que durante los ´40 hacían aviones, hoy se actualizaron en seguridad y tecnología y se usan actualmente.

Mirá lo que opinaron los visitantes argentinos de este recorrido: 

Temas en esta nota

Seguí leyendo