CLIMA
Rosario
miércoles 23
Estado clima
| 23°

Chaparrones

jueves 24
Estado clima
10° | 27°

Chaparrones

viernes 25
Estado clima
15° | 29°

Chaparrones

Interes general

Aceite de oliva: Argentina se consagra como el principal productor de América

Argentina se ubica en el quinto lugar de exportadores de aceite de oliva después de la Unión Europea, Túnez, Siria y Turquía.

Por Eliana Esnaola | Agrofy News

  • aceite oliva argentina se consagra como principal productor america
    Los envíos argentinos al exterior de aceite de oliva aumentaron un 193 por ciento entre enero y octubre de 2017

Por su sabor y beneficios nutricionales, el aceite de oliva es cada vez más utilizado en la gastronomía, según consignaron desde Agroindustria. Agrofy, interesado por conocer los aportes y el impacto económico de este producto regional, se deslizó en la cadena olivícola.

Si bien no está totalmente instalado en los hábitos de consumo de los argentinos, se puede emplear como aderezo, para freír o para preparar fondos de cocción. “El buen aceite de oliva es considerado sinónimo de buen gusto y refinamiento en los platos que preparamos todos los días”, indica el portal del Ministerio al referirse a la cadena olivícola.

Investigando sus inicios, se comenta que los olivos crecían en forma boscosa en el Asia Menor y los asirios y babilonios fueron los primeros en disfrutar de sus frutos. A lo largo de los siglos se diseminaron por el Mediterráneo y el auge romano hizo que se expandiera con mayor fuerza a lo largo de los dominios del imperio.

Marca registrada

El aceite de oliva argentino se destaca por sus favorables condiciones agroclimáticas, una producción contra estación respecto del Hemisferio Norte, como así también por haber sumado tecnologías de cultivo y de procesamiento que permitieron mejorar la calidad de acuerdo a las exigencias de la demanda mundial.

En este sentido, según datos de la cartera agroindustrial, la producción nacional se desarrolla principalmente en Catamarca, que ocupa el primer lugar en términos de hectáreas implantadas con olivares en el país y concentra el 27% del total, seguida por La Rioja, con un 26%, San Juan con el 24,6% y Mendoza con el 16,8%.

En este contexto, resulta interesante conocer la historia de quiénes están detrás de las economías regionalesy que diariamente luchan por hacerlas más competitivas.

Así fue como Agrofy se contactó con Francisco Corredoiraproductor de aceite de oliva y aceituna de mesa, y presidente de la Asociación Olivícola Catamarqueña (ASOLCAT).

Al ser consultado sobre el tipo de aceituna para un producto y el otro, el productor explicó: “Hay diferentes tipos de aceituna. El aceite se puede hacer con cualquiera, aunque hay algunas específicas con las que se hace el aceite porque tiene mayor rendimiento y hay otras que son más grandes y es conveniente destinarlas para aceituna de mesa”.

En la finca de Francisco, producen 70% de aceituna de mesa y 30% de aceite de oliva. En este sentido, comentó que Catamarca tiene el 80% de aceituna aceitera y el 20% de aceituna de mesa.

Retomando la presencia de este producto con agregado de valor, en 2012 fue sancionada la Ley 26.839 que declara al aceite de oliva como Alimento Nacional. La medida busca fomentar su consumo mediante la promoción en eventos culturales, sociales y deportivos y la norma tiene por objetivo tanto apoyar una actividad económica de arraigo nacional como también incluir este producto en la canasta alimentaria de los argentinos por sus aportes, según señala en portal de Agroindustria.

¿El sector olivícola es competitivo?

En Argentina se hace la olivicultura tradicional y moderna, esta última es más competitiva porque los cultivos se cosechan con máquina. “Hoy, la aceituna destinada a la producción de aceite para que sea rentable tiene que ser cosechada con máquina, y para eso hay que disponer de equipos y el olivar debe estar adaptado para que las máquinas puedan funcionar”, detalló el presidente de ASOLCAT.

Para ejemplificar aún más las diferencias entre un sistema y el otro, comentó que todo lo que se refiere a olivicultura moderna se plantan 350 plantas por hectárea, son más chicas y más manejables; en cambio, en el sistema tradicional, son 100 plantas por hectárea más grandes y resulta muy difícil hacer funcionar las máquinas.

Todo lo que es tradicional se está empezando a abandonar mucho, porque se cosecha manualmente y sin poder mecanizar las tareas no es rentable”, señaló.

La cosecha se realiza de marzo a julio, las provincias del norte donde hace más calor empiezan antes y las provincias del sur como San Juan y Mendoza son las que más se pueden extender.

Al preguntarle sobre la competitividad del sector, el productor señaló que desde ASOLCAT pelean por lo que es común para todas las economías regionales: “El costo de la energía y de los impuestos laborales, porque la olivicultura necesita mucha mano de obra, siempre hay que hacer repasos manuales, los trabajos de poda son intensivos y se necesita gente”.

En relación al costo energético comentó que están empezando a ver la posibilidad de generar energías alternativas: solar, biomasa, para disminuir los precios que hoy alcanzan hasta el 40% de los costos totales.

Buenos precios en el exterior

Al mirar las góndolas del mundo, Argentina se ubica en el quinto lugar como exportador después de la Unión Europea, Túnez, Siria y Turquía.

Al respecto, cabe destacar que los envíos argentinos al exterior de aceite de oliva aumentaron un 193% entre enero y octubre de 2017, respecto a igual período de 2016, al comercializarse 33,9 mil toneladas equivalentes a US$ 137,7 millones de acuerdo a datos relevados por el Ministerio de Agroindustria. Entre los principales destinos se destacan Estados Unidos, España y Brasil.

En este sentido, Corredoira, comentó que desde su empresa se exportó el 99% de aceite, porque la exportación tuvo mejor precio. “Tenemos clientes extranjeros que le mandamos todos los años y en el 2017 vendimos casi 800 tn de aceite”, subrayó.

Horizonte 2018

Según el Consejo Oleícola Internacional (COI), el cual Argentina presidirá este año, en septiembre de 2017estimó para la campaña 2017/18, una producción mundial de 2.854.000 toneladas, 12% más respecto al ciclo anterior. El consumo mundial, asimismo, se prevé que aumente un 5% alcanzando las 2.889.000 toneladas. Para el caso de Argentina, el COI proyectó una producción de 37.500 toneladas, 74% más que en la campaña anterior.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro