CLIMA
Rosario
sábado 12
Estado clima
17° | 28°

Lloviznas aisladas

domingo 13
Estado clima
15° | 25°

Mejorando

lunes 14
Estado clima
11° | 16°

Lloviznas aisladas

Granos

Se pierden US$ 47 por hectárea de soja a causa de una mala regulación en la cosechadora

Los informes parciales demuestran un aumento del 10 por ciento de pérdida de granos por cosecha respecto del año pasado. El promedio rondaría los 155 kilos por hectárea.

Por Rodrigo Bonazzola | Agrofy News

  • se pierden us 47 hectarea soja causa mala regulacion cosechadora
    En la campaña 2016/2017 se perdieron 141 kilos por hectárea promedio.

Ingresando ya en la recta final de la cosecha de soja, se vuelve crucial no dejar nada librado al azar para poder minimizar las pérdidas en un ciclo que se vio fuertemente influenciado por las condiciones climáticas adversas, tanto de sequía  como así también de excesivas precipitaciones.

Hay dos variables principales que generan que la trilla no sea efectiva. En primer lugar se encuentra el desgrane, a causa de no levantar el cultivo en el momento óptimo, y en segundo lugar por la pérdida que produce la máquina cosechadora por no estar bien regulada a las condiciones del lote.

En este sentido, el Ingeniero agrónomo y especialista del Inta, Federico Sanchez, afirmó a Agrofy News: “En la campaña 2016/2017 el promedio de pérdida fue de 141 kilos por hectárea”. Ahora, desde el INTA estiman que aumentará a 155 kilos para esta cosecha, lo que representaría 47 dólares por hectárea aproximadamente.

Regulación cosechadora

Una causal de la pérdida de cultivo es el mala configuración de la cosechadora a la hora de trillar. Este es el principal motivo de desperdicio de la producción.  Sánchez destacó que la tolerancia es de 80 kilos sumando la pérdida por plataforma y cola. Para conocer el monto de granos que se dejan en el suelo, desde el Inta, recomiendan el sistema de medición de los cuatros aros. Este método permite conocer cuánto se perdió y por dónde se produjo.

En cuanto al desperdicio que se produce por el sector trasero, Sánchez expresó : “Tenemos que trabajar en el sistema de separación, ver la apertura de zarandón y zaranda y si estamos teniendo buen colado. Y en este caso la velocidad del ventilador del sistema de limpieza”. Respecto a esta apreciación el jefe de servicio de Claas,  Eduardo Postacchini, comentó que para configurar la regulación de la apertura del cóncavo, la velocidad del cilindro desgranador y del ventilador de la parte de limpieza, apertura de zaranda superior e inferior y velocidad del rotor; se realiza desde la cabina de conductor. Y añadió que una vez establecidos los parámetros óptimos pueden ser almacenados para un uso posterior.

Con respecto a la campaña 2017/2016 la principal fuente de pérdida fue por plataforma. La causa fue por velocidad alta, se recomienda realizar la trilla a menos de 7 kilómetros por hora, y mal estado de la barra de corte.  El ingeniero de Inta Manfredi agregó: “ Una cuchilla con más de mil hectáreas, genera el doble de pérdida que una nueva”. El jefe de servicio de Claas destacó: “Mientras no agarremos piedras o algún objeto contundente, las secciones tienen una vida útil entre mil y mil quinientas hectáreas. Y todas las mañanas se debe revisar el ajuste de las cuchillas”.  

Una pregunta que debe hacerse el productor es ¿cuándo se ingresa a cosechar?. En caso de haber sufrido lluvias los días previos y el suelo no esté en las condiciones óptimas se deben tomar ciertos recaudos. El especialista de Inta Pergamino, Rubén Roskopf, expresó que en los días donde la cantidad de sol y condiciones adecuadas son pocas, en la medida que el suelo lo permita hay que entrar al lote a cosechar. Además agregó: “Hay que generar la menor compactación posible en el terreno, disminuyendo la presión de aire en las cubiertas de la cosechadora y no trabajar con el máximo de capacidad de la tolva”.

En cuanto a esta situación Postacchini destacó la existencia de cosechadora con oruga que tiene una superficie de apoyo mayor a las máquinas con duales. Además mencionó la posibilidad de contar con una configuración especial para regular la presión de los neumáticos desde la cabina del operador. Por su parte Roskopf afirmó que no hay que esperar de más, porque el grano se seca y la humedad va a ser menor del valor de tolerancia que exige la norma.

Pérdida campaña 2017/2018

Federico Sánchez afirmó que están teniendo los informes parciales y van a estar  un valor cercano al 10 por ciento más y con las condiciones que se dieron creen que el promedio estará en 150 o 155 kilos por hectárea. Y añadió: “Hay mucha máquinas que trabajan por debajo de los 80 kilos y otras que superan los 180 kilos por ha, que son valores muy altos y lo podemos ver al guachaje en los campos”.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro